El 
cabecita negra

Las aves nativas en libertad se pueden encontrar en todos los lugares. En esta serie, reseñamos aquellas especies habituales en los espacios verdes de las ciudades de la Argentina.

por Mario Landolfi
El canto del macho es agradable, con trinos agudos, complejos y variado parloteo; es frecuente que canten mientras vuelan. Su pico corto y cónico le permite abrir las distintas semillas de las cuales se alimenta, entre ellas, las del fresno americano (Fraxinus pensylvannica ) que extrae con gran habilidad de su fruto alado mientras que lo sostiene con sus dedos.
Fuera de la época de reproducción suele andar en grupos.
Su nido es una semiesfera de fibras vegetales, tallos y palitos finos, interiormente recubierto por lana y cerdas. Pone 3 ó 4 huevos ovalados y blancos que miden 16,5 x 12 mm.
Ilustracion: J. Claver

Ilustracion: F. Contino

Nombre científico: Carduelis magellanica

Largo del cuerpo: 12 cm

Identificación: dorso oliváceo, apenas estriado. Capuchón negro. Rabadilla y ventral amarillos. 
La hembra carece de capuchón negro, en cambio los juveniles lo adquieren al año.

La observación de aves
Estudiar los pájaros silvestres en libertad es una actividad muy entretenida que depara grandes satisfacciones. Sólo requiere contar con binoculares (7 x 50, por ejemplo), un anotador donde registrar todos los detalles del animal, una guía de reconocimiento de campo y, por supuesto, una cuota de paciencia.
Las aves están en todos los ambientes y reúnen algunas características que las tornan muy interesantes: plumajes bellos, cantos sorprendentes y variados, y la "magia" de volar con una gracia que nunca nos deja de sorprender.


ir a AVES ir a HOME