La preocupación 


Un tema actual que nos agobia y nos martiriza y como consecuencia nos paraliza o lo que es peor "sufrimos" los problemas antes que surjan los problemas.
Esta situación tan generalizada y arraigada en nuestra sociedad, es un filtro muy importante en aquellas personas que deciden hacer una cabalgata, pero gracias a sus fuerzas lo superan.
Sin dudas esta es una de las razones por la cual quienes participan de una cabalgata son personas aguerridos, con fuerza, con peso en sus determinaciones, con fe y con confianza... porque a pesar de las "preocupaciones" vienen.
La PREOCUPACIÓN es concretamente falta de FE y CONFIANZA.
No debemos "PREOCUPARNOS" por los problemas, debemos "OCUPARNOS" de los problemas.
Que sentido tiene ocuparnos con anticipación si no sabemos si viviremos en el momento del problema. Vivamos con intensidad y responsabilidad el hoy, el presente, el ahora.
Antes de decidirse por una cabalgata las "preocupaciones" frecuentes son:
El frío: De muy fácil solución tanto el diurno como el nocturno.
Durante el día que se le puede agregar al cuerpo además de una camiseta, una camisa, 2 sweater, campera, poncho, bufanda, guantes, gorro de lana, 2 pares de medias, calzoncillos largos y pantalón ????.
Durante la noche es más sencillo, una buena bolsa de dormir.
Nada más, .... y bueno, habrá que llevar todo eso. Esta es la solución.
Dormir en el piso: Entre la montura y el aislante, además del cansancio, se logra una buena combinación para descansar. Muchas veces el comentario a la mañana siguiente es "dormí poco porque estuve dos horas despierto" y la respuesta es simple, saca la cuenta de cuantas horas estuviste dentro de la bolsa de dormir y cuantas horas estas dentro de tu cama ??? . En las cabalgatas, generalmente se come temprano y después de una "larga" sobremesa, que no es tan larga porque todos estamos cansados, nos vamos a la bolsa a las 21,30 h o a las 22 h como muy tarde y la recomendación es no salgan de la bolsa hasta que este el sol presente y esto en las montañas nunca es antes de las 9 h. Conclusión: estamos acostados unas 11 h. Si estuviste despierto 2 horas no es tan grave.
No sé si aguanto tantas horas a caballo: Generalmente quien dice esto no sabe cuantas horas estará sobre el caballo y se achica antes de preguntar. Las horas que uno esta montado sobre el caballo no son tantas aunque la jornada sea larga. Hay varias razones. Nunca se inicia la cabalgata antes de las 10,30 h porque recién salen de la bolsa cuando el sol este presente para no tener frío. Si salen de la bolsa a las 9 h, desayunar, ir al baño, preparar sus bártulos y demás, con suerte tendrán todo listo a las 10,30 h. Se arranca a media mañana y generalmente se almuerza tarde pero debemos llegar antes de que se ponga el sol por la misma razón de esquivarle al frío.
Esto quiere decir que a las 18 h a más tardar estamos en el próximo puesto y cuando empieza a bajar la temperatura tenemos una cocina con fuego que nos ampara y calienta.
La comida: Cualquier guía con experiencia sabe que el cliente con la panza llena generalmente es "un buen tipo" esta de buen humor a pesar de algunas incomodidades. Si además de las incomodidades tiene hambre su estado de animo y su carácter puede transformarse de manera tal que su furia se parezca al de una leona defendiendo sus cachorros y esto es peligroso.
Comida siempre sobra y en el cerro todas las comidas son ricas.
El grupo de participantes: Todos los que participan de una cabalgata son buena gente. Lo raro es que sea de otra manera.
Tantos días: Para "vivir" una cabalgata hace falta por lo menos tres días y con tres días la gente se queda con ganas de más. Siempre tienen que quedarse con ganas de más... para que vuelvan.
Como conclusión de este relato, no debemos PREOCUPARNOS de las cosas... tenemos que OCUPARNOS de las mismas y de esta manera viviremos sin ANGUSTIAS.


ir a MAS SOBRE CABALGATA Volver al HOME