¡¡ Ojo !!! ...  Al piojo


En cada oportunidad que se me presenta, les comento a los nuevos guías de turismo la importancia que tiene el leer, informarse, estudiar, capacitarse, sobre los atractivos turísticos de cada circuito.
Se debe estar muy bien preparado para que el guiar sea un placer y no un sufrimiento como aquellos exámenes donde nos ponernos nerviosos, ... porque no estudiamos como corresponde. Esta actitud de serenidad y tranquilidad se transmite a los clientes.
Es como en cualquier deporte donde el sacrificio, el esfuerzo, la constancia, el dolor, la preparación física, el sudor y las lagrimas deben sufrirse en los entrenamientos de manera tal que el día domingo, o el día de la competencia, disfrutemos la misma plenamente con alegría, aunque no seamos los ganadores.
La capacitación debe ser buena. Buenos libros, buena información, conversar con buenos profesionales, buena cartografía, recurrir a las universidades y bibliotecas en búsqueda de buenas fuentes, hacer cursos... y muy importante llenar una biblioteca con toda esta información para tener un respaldo científico serio y completo en donde poder refrescar los conocimientos o ampliar la información en caso de algún cliente más interesado por un tema especifico.
Hay muchos guías de turismo, pero el ideal seria que haya muchos buenos guías de turismo.
Los europeos en general planifican sus viajes con mucha anticipación y durante todo ese tiempo previo a la realización del viaje leen, estudian, buscan información sobre el lugar que visitaran, se preparan, se capacitan y es así que muchas veces el guía local se enriquece con los conocimientos del cliente.
Hoy, con Internet, "la democratización de la información", el bien escaso es el tiempo para poder leer todo lo que se escribe.
Hay mucha más información que tiempo para poder leerla.
Un europeo cuando pregunta algo es para confirmar lo que ya sabe, ¡¡¡OJO!!! al piojo.

Vamos a un ejemplo.
Había finalizado una cabalgata que realicé con un grupo de 5 franceses parisinos, ... que son distintos a los franceses franceses, y resolvieron quedarse un par de días más en Salta porque estaban muy contentos con el paisaje, la gente, el clima.
Fue entonces que les programe un circuito turístico por los Valles Calchaquies para lo cual les alquile un auto y se fueron ellos solos a dar la vuelta.
Al regresar, vinieron a agradecerme y despedirse y uno de ellos me pregunto con tono parisino: ¿ "porque los parrales de Cafayate son tan altos" ?.

Como no sabia la respuesta le dije: "NO LO SÉ", ... PERO LO VOY A AVERIGUAR Y TE ESCRIBO DÁNDOTE LAS RAZONES.
Efectivamente, días después, me fui al INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) he hice las averiguaciones correspondientes.
La explicación rápida es que en Cafayate son cultivos extensivos y los parrales se cultivan mecánicamente por lo cual es necesario meter un tractor chico por debajo de los mismos y en Francia son cultivos intensivos y se cultivan manualmente.
Le escribí al francés la carta prometida con esta explicación más detallada y me quede tranquilo y satisfecho porque, además de haber cumplido lo prometido, aprendí una caso más gracias a esta pregunta tan original para mí.
Ya me había olvidado del tema cuando recibo una carta con un membrete muy importante de una bodega, que resulto ser del francés que me había hecho la pregunta sobre la altura de los parrales de Cafayate.
En la misma decía: " Hernán, quiero felicitarte por varias cosas. Me contestaste NO SÉ, cuando efectivamente no sabias. Me prometiste averiguar la respuesta y lo hiciste. Te comprometiste a escribirme y cumpliste. La respuesta yo ya la sabia, porque entre otras cosas soy propietario de una bodega y conozco esta actividad, pero en mis viajes siempre pregunto lo que se para medir a la persona que me esta guiando.
¡¡¡ OJO !!! ... al piojo


ir a MAS SOBRE CABALGATA Volver al HOME