14º Cruce Columbia 2015

Enviado especial Ernesto Vasco Barnetche

La edición número 14 quedará marcada a fuego en todos y cada uno de los que formaron parte de esta nueva aventura. Más de 2500 inscriptos vivieron tres días a pleno y 100 km para cruzar simbólicamente la Argentina y Chile.

El brasilero Ernani Souza (9h32m28s acumulado) quedó quinto en la última jornada pero le alcanzó, por tiempo acumulado, para erigirse como el nuevo rey de los Andes. Completaron el podio general Marcelo Fenske (9h33m53s) y Gustavo Reyes (9h34m08s).
Por su parte, Luciana Urioste, la corredora de General Roca, Río Negro, ganó la categoría individual damas (12h07m08s), escoltada por la brasilera Tessa Roorda (12h19m45s) y la cordobesa Adriana Vargas (12h30m14s).

“Estoy muy feliz por semejante triunfo porque fue una carrera muy dura. Cada etapa fue diferente a la otra. El calor y el sol fueron dos rivales más, además de esta geografía única”, sostuvo Souza tras pasar la meta. Su rostro era de preocupación. Había finalizado la etapa 5°, bastante lejos de la punta. El ganador de la etapa 3 había sido el cipoleño Gustavo Reyes, escoltado por Marcelo Fenske, de Bahía Blanca. La confirmación desde el área de clasificaciones ratificó al brasilero, de 38 años, como el nuevo campeón y el festejo pudo cristalizarse. “Esto es increíble. Estoy inmensamente contento. Disfruté mucho de los paisajes. En 2016 quiero regresar para defender el título y celebrar la 15 ediciones que cumplirá esta enorme competencia”, dijo tras ratificarlo como vencedor.

Mientras que entre las damas, la definición no debió esperar. Urioste, que comandó el día 2, volvió a confirmar su gran momento y también se alzó con la 3° etapa. Con gran holgura, la roquense sabía íntimamente que era la gran ganadora entre las mujeres pero sentía que debía esperar. “Nunca hay que festejar antes de tiempo. Me enseñaron eso por respeto. No fue una carrera nada sencilla. Al contrario, una de las competencias más duras que me tocó”, dijo una vez que supo que el título era nada más que suyo. “Se lo quiero dedicar a mi papá y a mi pareja que tanta fuerza hacen para que corra. Y no puedo olvidarme de Nelson Ortega y Gustavo Reyes que en los últimos tres meses tomaron las riendas de mis entrenamientos”, explicó la atleta, de 30 años.

Los podios de la clasificación general quedaron así:

Caballeros:
1- Ernani Souza (Brasil).
2- Marcelo Fenske (Argentina).
3- Gustavo Reyes (Argentina).

Damas:

1- Luciana Urioste (Argentina).
2- Teesa Roorda (Brasil).
3- Adriana Vargas (Argentina).

Pablo Ureta y Daniel Simbrón repitieron lo realizado un año atrás y volvieron a ocupar el lugar más alto del podio. Los cordobeses cumplieron con las expectativas de todos y a paso firme demostraron su vigencia en este tipo de competencias en equipo. Entre las damas, el mástil del binomio ganador mostró dos estandartes. Roxana Del Cid (Argentina) y Cilene Santos (Brasil) no dejaron dudas, fueron las dueñas de cada etapa y conquistaron El Cruce Columbia. La dupla Roxana y Cilene  fueron imposibles de alcanzar para Gilda Flores y Maira Mardones, que en cada etapa fueron las que más cerca se mostraron de las ganadoras.
“Una siempre quiere ganar, pero estoy muy contenta por este segundo puesto”, contó Gilda Flores. La neuquina, de Zapala, reconoció que: “Ellas funcionaron muy bien y fueron las justas ganadoras”. Por su parte, Del Cid, señaló: “Es un premio al esfuerzo. Cilene demostró por qué es una de las mejores en la especialidad y supimos trabajar cada tramo en equipo. Porque, al final de cuentas, correr en equipo es eso”.
El podio se completó con dos grandes animadoras como Laura Lucero y Sofía Cantilo.

Y en equipos mixtos, Marcelo Perotti y Virginia Gálvez marcaron el pulso de las tres jornadas y se alzaron con la general de su categoría.

Pero el Cruce Columbia, es mucho mas que los resultados fríos de una tabla de posiciones, algunos numeros pueden decir que se corrieron 14 ediciones, el objetivo de la carrera es cruzar los Andes, uniendo Argentina y Chile, en una distancia de más de 100 kms, divididos en 3 etapas, enmarcados en paisajes imponentes y los corredores atraviesan montañas y volcanes, cumbres nevadas, bosques, lagos, valles y zonas rocosas. Puede hacer mucho frío o calor, llover intensamente,  la exigencia física para los corredores es enorme y requiere de un intenso entrenamiento previo. Es una carrera para quienes aman la aventura y están dispuestos a enfrentar 3 días corriendo y viviendo en medio de las montañas.
Si bien se trata de una carrera de aventura extrema, logra atraer a una enorme cantidad de corredores de todo el mundo. En la última edición participaron más de 2500 corredores de mas de 25 países distintos, un verdadero record para una carrera de montaña de 3 días. Entre los corredores se mezclan hombres y mujeres de distintas edades, la mayoría amateur y algunos de elite, que comparten su pasión por adentrarse en una aventura que pondrá a prueba sus propios límites, para los que hacemos al borde, estos son los verdaderos protagonistas de El Cruce Columbia.

Como Jorge Iacobaccio pasa la meta en Puerto Blest, en compañía de sus alumnos, luego de terminar su carrera numero 700. En el campamento 2, sus 15 alumnos, a la distancia, se reunieron y tomaron una decisión. Correr o, mejor dicho, caminar para que el profesor intentara enlazar los 32 km entre Pampa Linda, a orillas del río Manso, y Puerto Blest. No podían dejarlo solo. Todo lo que les enseñó debía ser devuelto en la gran carrera. Un premio para Jorge que se tradujo en absoluta fidelidad hacia el hombre que cada tarde los guía en los entrenamientos en los bosques de Palermo, en Capital Federal.

O Jorge Gago que  en estos últimos cuatro años bajó 70 kilos. “Cuando tenía 50 me di cuenta que no podía seguir así, entonces me propuse mejor mi estilo de vida”, afirmó el corredor bonaerense, despues de cambiar su estilo de vida y hacerse un apasionado del running. Para Gago, correr fue el mejor atajo para mejorar su calidad de vida. En palabras de Gago: “Para sentirme vivo. Después de tanto esfuerzo, estar acá es como un viaje de egresados”.

Jaime Manté fue una de esas 300 intrépidas almas que, en 2002, se animaron a cruzar los Andes a pie. Los Penitentes de Mendoza fueron el punto de encuentro, lejos de las impensadas redes sociales que hoy gobiernan la vida. “En aquel Cruce nos hacíamos hasta la comida. Hoy es muy distinto, pero cada llegada tiene un sabor similar y diferente a la vez”, rememora Jaime, con el sudor en frente por el esfuerzo de haber corrido 100 km en 3 días. Y agrega: “Mis 14 llegadas me dejan muy satisfecho. Cuando termino un Cruce ya sé que el próximo año regreso. Este lo viví muy largo y esforzado. Me compenetré en estos dos días y lo logré”. Hace 14 años, Jaime tenía 58 años, hoy 72.

Elisa Forti, la nona de 80 años que corrio con su nieto: “En este Cruce me di cuenta que contagio pasión en las personas. Todo el mundo me apoyó y me emocionó mucho la compañía permanente que me dieron. Fue una linda locura”, dice ni bien le cuelgan la medalla de finisher. Esta vez, en su segunda participación en El Cruce, decidió correr en la modalidad Solos. Sin embargo, Lihuel Forti, su nieto de 19 años, la acompañó en cada paso que dio su nona. “No me tenía fe. Pensé que no llegaba. Hacerlo es un orgullo enorme. Uno conoce a su nieto, pero en estos días lo tuve mucho más cerca y lo conocí un montón a Lihuel”... Comentaba Elisa mientras se formaba un fila de mas de 30 corredores que se querian sacar una foto con ella.

No de olvides de visitar www.facebook.com/revista.alborde y ver los albumes con las fotos exclusivas de El Cruce Columbia 2015
Mas info:
http://www.elcrucecolumbia.com/
www.facebook.com/elcruceoficial
www.twitter.com/elcrucecolumbia
http://newselcruce.com/
http://instagram.com/el_cruce_columbia_oficial/


montañismo - trekking - escalada - carreras de aventura - cabalgatas - ciclismo y MTB - deportes acuáticos - espeleología - vuelo libre - aves argentinas - reservas/parques - agenda
clasificados - quienes somos - contactanos - home

© 2004/2014 alBorde