Travesía en MTB, Colonia – Conchillas – Carmelo, Uruguay 140km en dos días

Por Nosfuimosdeviaje.com

Hacia mucho tiempo que no íbamos por Colonia y si no hiciste Colonia - Carmelo es como que no podes recibirte de cicloturista...

El Plan era unir Colonia con Carmelo, por caminos secundarios tocando lo menos posible la ruta 21.

Llego el día del viaje y nos fuimos al puerto viejo pedaleando desde casa, estamos relativamente cerca y embarcamos en el Atlantic Express, las bicis van en la bodega y cuando llegas salís por la rampa pedaleando sin hacer migraciones ni nada (igual que nuestro viaje a Colonia hacia 19 años), a las 10hs estábamos pedaleando por las calles de Colonia, hicimos una vueltita expres por el casco histórico, nos sacamos fotos en la muralla y en la calle de los Suspiros, pasamos por un super, para aprovisionarnos del almuerzo y agua. Por la Rambla de las Américas, pusimos rumbo al Real de San Carlos (que debe su nombre, porque allí estaba el campamento Español que asediaba al fuerte Portugués), en este lugar la empresa Mihanovich que tenia los barcos que cruzaban el charco, construyeron una Plaza de Toros y un Hotel que iba a ser el Hotel Casino (creo que nunca funciono el Casino), este emprendimiento fue un fracaso, pero nos dejo unas hermosas edificaciones y un divertido museo Ferroviario, recién habíamos hecho 9km de los 65 que nos esperaban y no conocíamos el camino, solo sabíamos que teníamos que tomar la calle Tula Suárez de Cutinela y después se transformaba en 4 de Febrero...

Así que por ahí fuimos, es un camino de tierra, entre la ruta 21 y el Río de la Plata, hay muchas bajadas a playas, como La Arenisca, Brisas del Plata, todas a 2km del camino, el camino en ningún momento deja de ser ondulado, en todo su recorrido son subidas y bajadas no muy empinadas pero extensas que no nos abandonarían hasta llegar al hotel, nosotros bajamos buscando un lugar donde comer en Bajada Valdéz donde almorzamos unos sandwichs.

Por la tarde continuamos por 4 de Febrero rumbo al PN Aarón de Anchorena, al llegar al cruce, decidimos no hacer los 5km de ida y otros tantos de vuelta, para visitarlo, en la oficina de Turismo, nos habían comentado que no se podía recorrer en bicicletas, que después de las 14hs había recorridos por el parque en bus, todavía nos faltaban muchos km por recorrer y justamente era la zona menos explorada.. continuamos por la misma calle por donde veníamos que antes de llegar al Río San Juan viraba hacia la Ruta 21, único puente para cruzarlo, en el Paso de la Horqueta, una vez cruzado el puente arriba de una colina, se veía una construcción que parecía una iglesia, justo allí teníamos que doblar hacia el cerro San Juan, donde se encuentra la bodega del mismo nombre, esta parte del camino nos pareció la mas linda del recorrido, nos encontramos con el Almacén de Piedra que si bien el cartel del horario decía que tendría que estar abierto, estaba cerrado!! nos sacamos unas fotos y continuamos hacia la bodega San Juan, ahora el camino transcurriría entre los diferentes viñedos que proveen de la materia prima a la bodega, el lugar parecía mágico, al llegar nos encontramos con unos surtidores ESSO de los 60' y lamentablemente también estaba cerrado, se ve que no vienen  muchos turistas por estos lares, después de cruzar el Rio, nos cruzamos 2 autos en todo el camino.

Según el Maps, teníamos que pasar por delante de unos silos y tomar un camino que salia en diagonal a estos, dimos con ellos y agarramos el camino que nos llevaría en una diagonal al Hotel... hasta acá todo venia marchando sobre ruedas, jajaja... el camino era muy lindo transcurría entre montes muy lindos, pero poco a poco se iba transformando en una huella que se topaba con una tranquera con un candado, sin camino visible solo una huella de ganado no muy marcada, a la izquierda un camino mas o menos definido tras una tranquera de alambrado y hacia la derecha al lado de la tranquera aparentemente en otro campo otra tranquera de alambrado, pero sin camino y con la huella de que había pasado recientemente algún vehículo, saco el celular y reviso el Maps, espero que el GPS me geolocalice y no podía definir porque camino agarrar, lo lógico era saltar la tranquera, pero decidimos ir por la huella paralela para no pasar por arriba de la tranquera que era bastante alta igual que los alambrados, abrimos la tranquera de alambrado, la cerramos y continuamos por el rastro del vehículo paralelo al alambrado buscando un lugar donde poder pasarlo, avanzamos unos 600mts chequeo el GPS y si íbamos bien pero paralelos al supuesto camino que ya no existía, entonces decidimos cruzar el alambrado para lo cual tuvimos que sacar las alforjas Halawa, para poder levantar las bicicletas por encima de nuestros hombros, cruzamos el alambrado y volvimos a armar las bicis con las alforjas, había como un sendero de vacas medio borrado y con muchas ramas caídas de los árboles, se notaba el abovedamiento del antiguo camino, un kilómetro aproximadamente nos tuvimos que bancar en esas condiciones, hasta llegar a otra tranquera que dejaba ver un camino de tierra bien marcado que continuaba y confirmaba que estábamos por el buen camino a nuestro destino, cruzamos la tranquera que por suerte no tenia puesto el candado y continuamos por el camino ya en buenas condiciones, enseguida apareció la laguna que tenia marcada en el GPS confirmando el buen rumbo, un rato mas y estábamos viendo el hotel, a unos 400mts, había una estación de servicio y en vez de entrar al hotel, decidimos ir hasta la proveduría que tiene la estación (lo sabia por comentarios en TripAdvisor), para comprar algo para beber, nos habíamos tomado toda el agua y eso que habíamos llevado 4,5 litros para los dos, como premio Minnie se compro un jugo de naranja (en botella) y yo una Patricia bien helada, acompañada de unas quesitas y barritas de cereales, ahora si bien abastecidos nos fuimos al hotel para acomodarnos y ducharnos.

El Hotel Conchillas, esta a unos 2km de Conchillas, recuerda a los moteles de las películas yankies de la ruta 66, los cuartos son amplios y un buen somier kingsize, tiene aire acondicionado que no necesitamos y un baño pequeño pero con una buena ducha, la decoración es bastante linda (nada que ver con esos moteles yankies, jajaja) y una amplia galería con vista a un campo infinito.. Ya teníamos el menú planificado así que confirmamos que comíamos pollo con ensalada y milanesa de ternera con papas fritas, preguntamos a que hora estaría la comida y nos dijeron que a las 20:30 (cierran la cocina temprano), la conexión de wifi es muy buena, así que me dedique a revisar el wassap y los emails, también me baje el recorrido del día 2 en el Maps, la paz del lugar es increíble, miles de aves combinan sus trinos y los campos ondulados se extienden por doquier, también esta ahí aunque no se veía del hotel, pero si se ve de todos lados (ya se veía en los últimos kms antes de llegar al hotel) la omnipresente Montes del Plata, la pastera de capitales Finlandeses y Chilenos. Es desayuno no tiene gran variedad, pero el pan lactal nos pareció riquísimo, me hice unos tostados de jamón y queso, charlamos con los chicos que trabajaban en la pastera y comentaban que los Chilenos con los Filandeses no se llevaban bien y que la pastera era medio desastre, que creían que perdían plata, nada que ver con la de Botnia que es totalmente Finlandesa y parece que anda todo impecable, nos despedimos y fuimos a preparar nuestras alforjas Halawa, para encarar el segundo y ultimo día, destino Carmelo, teníamos que salir lo mas temprano posible, porque a las 18:30 se va la Cacciola.

Salimos para Conchillas que esta a 2 km del hotel, paramos en la estación de servicio para aprovisionarnos del almuerzo, sandwichs de miga y barritas, compramos un agua de 2,25lt y teníamos ½ botella de coca ligth de 1,5, que nos sobro de la cena, nos habían dicho que había un par de provedurias en el pueblo, pero que el de la estación tenia tarjeta de crédito, por suerte compramos ahí, porque el único minimercado que vimos estaba cerrado por duelo, el pueblito es súper pintoresco y debe su simpática fisonomía, por no decir única a que las construcciones son las dejadas por la Companía H C Walker Inglesa, una de las empresas que construyo el Puerto Nuevo de Buenos Aires, llega a esta localidad para explotar la piedra con la que se construyo, la empresa deja Uruguay alrededor de año 1950. Las casas de gruesas paredes de piedra de más de un metro de espesor, asentados en cal o barro y pintados de amarillo, y sus techos de zinc a dos aguas de color rojo, han quedado como testimonio de una época signada por la influencia de la comunidad inglesa que se asentó en ese entonces. Las casas de los primeros pobladores y el Hotel Conchillas son hoy Monumento Histórico Nacional. Vamos a tener que volver, porque nos falto recorrerlo un poco mas y realmente vale la pena conocerlo.

Avanzamos por la avenida Evans, rumbo al puerto, después de cruzar un puentecito (cruzamos un montón durante toda la travesía) sale a la izq un camino de tierra con un cartel que indica que por ahí se va al Cementerio Ingles de Conchillas, este es el camino que tenemos que tomar para continuar nuestro viaje a Carmelo, pero primero hariamos los 12km ida y vuelta para conocer el puerto de Conchillas, que realmente no llama mucho la atención, nos encontramos con un grupo de ciclistas que venían pedaleando desde Nueva Palmira, algunos con bici de ruta, así que el recorrido de ellos era por la Ruta 21, nos despedimos y continuamos al cementerio Ingles, para continuar todo por camino de tierra hasta un paraje que se llama Martín Chico, para llegar alli nos tendríamos que desviarnos otros 12km ida y vuelta, con la sorpresa que antes de llegar a la playa con el muelle de donde se vería la Isla Martín García, nos encontramos con una tranquera, con candado y cartel que prohibía el paso, avanzo por un guarda ganado y en la primer casa, le pregunto a un señor si pidiendo permiso, si se podía llegar al muelle, que veníamos en bicicleta desde Colonia, para conocer ese lugar y que nos encontramos con que era privado (cosas que no se ven en las fotos satelitales, jajaja), el señor nos comento que esta el patrón y que no quería que entraran extraños, así que no nos dejo pasar, ya eran cerca de las 13:30 y teníamos que encontrar un lugar con sombra para comer y descansar un poco, unos 2km antes de esta tranquera, salia un camino hacia el rio, volvimos un poco tristes por no poder conocer el famoso muelle y nos encontramos con una playa bastante linda pero muy sucia, es un lugar que frecuentan los pescadores y hay restos de redes, mucha basura, restos de carnada y pescados, había un grupo de pescadores y una familia con un bote, nos alejamos un poco de ellos buscando tranquilidad y almorzamos a la sombra de un ceibo en flor, desandamos el camino hasta el cruce donde figura un cartel donde indica para donde esta Carmelo, ya sentimos que estamos cerca, unos 7km después nos encontramos con la ruta 21, justo unos metros antes del desvío a la Calera de las Huérfanas (ver viaje Carmelo – Ruta de los Viñedos), solo nos faltaban 11km por la ruta para llegar a Carmelo, eran las 16:30hs cuando cruzamos el puente giratorio, nos habíamos recibido de cicloturistas, habíamos hecho Colonia – Carmelo, por un camino que estoy casi seguro que ningún otro cicloturista lo hizo, atrás quedaron 140km, de descubrir un poco mas a nuestro vecino Uruguay que nunca deja de sorprenderme. Estábamos cansados, nos compramos algo para festejar, cerveza y jugo de naranja fue la bebida, cocolate, quesitas, mandarinas y bananas el tentenpie, la rambla de los Constituyentes nuestro lugar de la merienda, solo faltaba esperar a que la Cacciola ponga la planchuela para abordarla y volver a la rutina de Bs As.

Nosfuimosdeviaje.com – es un blog de miniviajes en bicicleta, moto y kayak, lo escriben Minnie Orensanz y Ernesto Vasco Barnetche, están casados hace 28 años y como sus hijos ya son grandes, se escapan a conocer lugares con algún atractivo natural, cultural o histórico, viajan ligeros de equipaje y respetando la naturaleza. Buscanos en Facebook tambien.


montañismo - trekking - escalada - carreras de aventura - cabalgatas - ciclismo y MTB - deportes acuáticos - espeleología - vuelo libre - aves argentinas - reservas/parques - agenda
clasificados - quienes somos - contactanos - home

© 2004/2014 alBorde