Indumentaria para 
pedalear por el frío

Por Mariano Lorefice

Equipo e indumentaria

(a partir de -10º C)
Es importante saber que la indumentaria sólo nos aísla y ayuda a conservar el calor. La temperatura la generamos nosotros con un buen funcionamiento corporal y un esfuerzo medido, sin llegar al sobreesfuerzo que significa sudoración extra y posterior congelamiento, la hipotermia y la muerte.

Pies: Durante mi viaje fueron insuficientes las zapatillas de ciclismo con cubre zapatillas. Tuve que cubrirme "en capas". Primero medias finas de polipropileno, después medias de fibra térmica especiales para el frío o (en algunas ocasiones) medias de lana y por último botas de abrigo dobles. Aumenté la aislación en las puntas usando "silvertape" (cinta plateada). Entre el pie y la bota tiene que quedar espacio para mover los dedos y generar calor o colocar un paquetito de calor en emergencias.

Piernas: Primero, calzas con protección, después pantalones con fibra térmica y protección rompevientos por delante. En tercer lugar solamente en algunas ocasiones, un pantalón rompevientos de "goretex".

Tórax: Primero, camiseta de polipropileno con fibra polar de refuerzo en el pecho, segundo, camiseta de ciclismo, tercero, campera de fibra polar (Ansilta), y cuarto, ocasionalmente, campera de "goretex" Ansilta con varios cierres para respiración extra o rompevientos más fino.

Manos: Primero, guantes de polipropileno, después , guantes de polar o manoplas de lana, y por último, manoplas cubreguantes de "goretex". El espacio que quedaba entre una y otra manopla era regulable, y de esa forma podía mover los dedos con comodidad o colocar un paquetito de calor para emergencias. El equipaje que llevaba en el manubrio sirvió como protección contra el viento. En China usan en los manubrios "cubremanos" de piel sintética.
Entre el segundo y el tercer guante se formaba hielo. Es común que la punta de los dedos se queme por el frío y luego se pele.

Cabeza: Primero pasamontañas finito de polipropileno; después, pasamontañas de polar y a veces de lana; tercero, en ocasiones cogotera de polar que regulaba del cuello a la nariz según la necesidad, y por último casco. A veces, su hacía calor, usaba una vincha para proteger la frente y las orejas. Antes de empezar cada jornada me envaselinaba bien la barba y parte de la cara.


ir a CICLOTURISMO ir a HOME CONTINUA !!!