Vivencias en
el sur cordillerano 

Por Carlos Colasanti
Fotos: Amigos del Cicloturismo de Aventura


Primer día

Km. 0 del recorrido. Camping de ACA de San Martín de los Andes, 8,30 h de un domingo de otoño, fresco, y con una mañana soleada. Seis ciclistas de las más variadas edades, inician la aventura de recorrer una parte del paraíso cordillerano, entre SMA y el Cerro Tronador, durante una semana. Subida lenta, pero larga hasta el Arroyo Partido, curiosidad de la naturaleza, con sus aguas que se separan, yendo en definitiva, parte al Pacífico, parte al Atlántico. Se escuchan, como surgiendo de entre los cerros, sonidos algo guturales, voces, gritos, de alguna congregación mapuche, festejando algún evento, desconocido para nosotros. Bajada espectacular hasta el cruce con el camino que va al lago Meliquina. Y adiós al asfalto. Luego de nuevo subida, hasta el lago Hermoso. 
Nos encontramos con una pareja de alemanes, también en bici, con un muy 
largo recorrido a cuestas. Almorzamos, y descansamos. Tomamos sol, guardamos la ropa de abrigo, y a seguir. Al costado del camino una cascada, y el inicio de la bajada al lago Falkner, entre un bosque espectacular, camino húmedo, por momentos obscuro y a una velocidad alucinante. Descansamos un rato al borde del río que une el lago Villarino con el Falkner, con fotos obligatorias sobre el puente. Al llegar a Pichi Traful, nuevamente recuperamos energía, esta vez con un refrigerio rápido. Allí nos encontramos con dos ingleses, que en sentido contrario, y con bicis de paseo han realizado un recorrido de varios miles de Km. en 10 meses, por gran parte de Sudamérica. Me resulta muy estimulante, el conocer este tipo de personajes. A partir de los 60 Km. recorridos se inicia una subida muy brava de unos 15 Km., hasta finalmente llegar a El Portezuelo, ya casi con el sol oculto, y comenzando las sombras. Desde allí, y cuando nos comienzan a flaquear las fuerzas, aparece la bajada hasta el lago Correntoso, y una hostería que aparece de entre la tinieblas, como premio al esfuerzo realizado, en un trayecto muy exigente. 20,00 h Total recorrido: 83 Km. Hostería sencilla, cálida, al borde del lago, con buena atención. Reconfortante cena con la alegría de las experiencias vividas, feliz sobremesa compartida con los comentarios de las anécdotas del día.

 

Christian Riffo

  Segundo día
Desayuno con abundante dulce casero de grocellas. Partimos a las 9,00 h Espectaculares primeros kilómetros hasta el río que une el lago Espejo Chico con el lago Correntoso, en Ruca Malén. Luego subida que nos hace calentarnos, y lucir calzas y remeras cortas, hasta el cruce con el camino Internacional que va a Chile por el paso Cardenal Samoré (Puyehue). Y de nuevo el nunca despreciado asfalto. Majestuosa aparición del lago Nahuel Huapi, y finalmente Villa La Angostura, a las 12,30 h. Almuerzo reparador. Dejamos todo el equipaje en la estación de colectivos, luego de convencer a la única persona que allí estaba, debido a que él no era el encargado del depósito. Y partimos a recorrer la península de Quetrihue, rumbo al segundo puerto. A las 14,30 h cruzamos el portal de ingreso al Parque. Luego de una subida por escalones con la bici al costado, empieza el más alucinante sendero para caminantes y ciclistas que he conocido. Son 12 Km. de ininterrumpidas emociones, paisajes, bajadas, subidas, que encaramos con consciencia de no erosionar el bosque fuera del sendero. Al final el bosque de arrayanes, único en su especie, sobrecogedor, ambiente de películas. Eran las 16 hs de un lunes que nunca olvidaremos. El lugar nos cautiva y decidimos disfrutarlo un largo rato, lo que nos impediría tomar el colectivo de las 18 h a Bariloche. Pero finalmente pasa otro a las 21 h, y a las 23 h estamos en nuestro destino de ese día, en las cuchetas de un cómodo albergue. Total recorrido: 147 Km.
Tercer día
Rumbo al sur. Salida con subidas a pie hasta la ruta 258, y luego el placer de un camino con largas bajadas, al costado de los lagos Gutiérrez y Mascardi. La búsqueda de una despensa, al mediodía, es infructuosa. La Esperanza, pasando el Hotel Mascardi, cerrada; lo mismo que el camping Las Carpitas, antes del desvío, que nos lleva al Tronador, y también La Querencia, dentro del Parque, y nuestra última ilusión, pese a que el guardaparque nos aseguró que estaba abierta. Cocinamos los últimos fideos, y los acompañamos con sardinas.

El objetivo de llegar a Pampa Linda es cumplido, con un gran esfuerzo, a más voluntad que estado físico. A las 16 h pasamos por el camping de Los Rápidos, y luego de hidratarnos y descansar, emprendemos los últimos 30 Km., teniendo como reserva, la posibilidad de parar, en el hotel Tronador, a mitad del trayecto. Finalmente llegamos a las 19,30 h. Nos sorprende la aparición de un albergue, que no figuraba en nuestros datos, y que recibimos con mucho agrado, pues es una noche bastante fría para carpa. Abundante cena con cerveza, y luego una bebida espirituosa, con la excusa del frío. Anécdota: El cansancio, a veces nos juega alguna mala pasada. A 4 Km. del destino del día, uno de los bikers tiene el siguiente diálogo con una persona que encuentra en el camino: "Buenas tardes. Falta mucho para Ruca Malén?". El otro contesta: "Bueno, éste no es el camino, está a 200 km al norte". El biker, con cara de sorpresa, se pregunta: "Habremos equivocado el camino?"
Total recorrido: 222 Km. 


ir a CICLOTURISMO ir a HOME CONTINUA !!!