Barker
Donde las Aguilas se atreven

Por Pedro Braun y Raúl Benítez
Fotos y edición Santiago Storni


Aburrido, o casi, hago zapping con el control remoto. Cayendo en un clásico de esta modalidad moderna: los canales de videos de música.
De repente veo uno que me llama la atención: está el grupo La Renga escupiendo su rabioso Rock'n roll; pero lo que realmente me llama la atención es el lugar donde están tocando: una sierra en forma de mesa gigante, con mucho desarrollo de paredones de unos 20 metros de altura promedio y arriba, una especie de mesa, muy plana.
Para nuestros agudizados ojos escaladores, apenas vemos una imagen donde hay algo de roca vertical, rápidamente nuestra atención se obsesiona. ¿Qué es eso?? Y resulta ser las llamadas "Cuchillas de las Águilas". Lo que los escaladores llamamos simplemente Barker.

Está a más o menos cuatro horas en auto de la Capital Federal, pasando Tandil, en el partido de Benito Juárez. Las Sierras Cuchillas de las Águilas (como se denomina el sector donde se escala) están dentro de campos y estancias de familias tradicionales de la zona, lo que a lo largo de muchas años motivó que las incursiones de los ávidos escaladores fueran desde absolutamente a bastante furtivas. Algunos conseguían circunstanciales permisos de los dueños o los capataces y así podían ingresar y escalar con relativa tranquilidad.

Esto fue así hasta hace algunos años en que, por razones económicas de la localidad, la comunidad de Barker y Villa Cacique, ha apostado fuertemente a una política de expansión turística, dentro de la que se encuentra el libre ingreso de los escaladores.
Las paredes están bastante cerca de la ruta provincial 80, y se extienden varios cientos de metros con innumerables posibilidades: placas, fisuras, chimeneas, diedros, techos, etc, etc. El sector más utilizado es el más próximo a la zona de acceso (hasta un alambrado que sale transversalmente de las paredes hacia abajo).
Por todas estas cualidades esta es una zona muy propicia para el aprendizaje de los rudimentos básicos de escalada y es por esto que muchas escuelas de escalada, a la hora de elegir lugares para sus actividades, no dudan en elegir a Barker.
Obviamente nosotros también vamos, sobre todo los fines de semana cortos (de dos días) ya que los tiempos de viaje y acceso son muy favorables. Hay otras opciones (Sierra de la Vigilancia, Sierra de la Ventana o inclusive Los Gigantes), pero Barker, ahora que ya es "legal", es una excelente opción.


Santiago Storni en las paredes que dan al norte

Pedro Braun
Guía de montaña A.A.G.M.

Datos útiles
Ir en auto:
Por ruta 3 hasta Las Flores, ruta provincial 30 hasta Tandil (pasando por Rauch), y ruta provincial 74 (empalme ruta provincial 80), hasta Villa Cacique/Barker.Otra alternativa es seguir por la ruta 3 hasta Benito Juárez (Km 400); después, por la ruta provincial 74 y 80.
En ómnibus:
Hasta Tandil, el pasaje cuesta $ 30. De Tandil a Villa Cacique/Barker $ 5,50.
En tren:
Desde estación Constitución hasta Tandil, el F.C. Roca, sale los viernes, a las 17 hs y regresa los lunes, a las 04 hs. Duración aproximada del viaje: 07:20 horas. El pasaje cuesta $ 15 (turista) y $ 22 (pullman).
El acceso al lugar es por por el puesto del guardaparques donde se firma un deslinde de responsabilidad civil y se abonan $ 2 por persona por día, destinados a la sala de primeros auxilios de Barker.
Guía: Turistas deben acompañarse de un guía local para cualquier actividad. Escaladores deben presentar carnet de la escuela o club, o ir acompañados por su instructor acreditado.
Para acampar: Sector de unos 300 m en la parte alta de la sierra sector delimitado entre las antenas y un mojón de cemento (de cateo). En las cuevas no está permitido (hubo gente con aerosoles y quienes hicieron fuego y dejaron basura). Se permite cocinar con calentador.

Alojamientos y actividades: Hay hotel, cabañas, camping, salidas de trekking, en bici y cabalgatas. Una información más precisa y detallada se puede obtener en la Subdirección de Turismo: Santa Fe y Diagonal 25 de Mayo. Terminal de Ómnibus, Villa Cacique. Informes, 02292-498400; turismo_barker@hotmail.com. (Fuente: Alejandro Hernández, Director de Turismo Munic. Benito Juárez)

Una excursión a Barker
Por Raúl Benítez
Salimos de la terminal de Liniers por expreso Rio Paraná alrededor de la una de la madrugada, habiendo también otras dos líneas de transportes que llevan a Tandil. Llegamos a las 5.30 hs a la terminal. Es importante el horario de llegada porque sale un micro local a las 6.00 hs, de la misma empresa que se dirige a Barker y Villa Cacique, no circulando otro de ida hasta las 18.00 hs. Se Viaja por la ruta prov. N° 74 para luego empalmar con la Ruta prov. N° 80 donde un gran cartel nos avisará que debemos girar a la izquierda para dirigirnos a Barker, aproximadamente a los 45 km de Tandil y a la derecha de la dirección que circulamos vamos a ver un cerro con forma de sombrero: El Sombrerito. Inmediatamente, veremos la casilla del Guardaparque provincial, y el micro para a sólo unos metros. Allí nos registrarnos y firmamos un deslinde de responsabilidad. Y se debe pagar un derecho de acceso por el importe de $ 2 por día, y por persona. El funcionario ofreció una guiada con cargo, pero con mi compañero de cordada, Nestor Papagna, le expresamos que éramos escaladores con instrucción en montaña y no insistió. Igual nos informó que se había modificado la zona de acampe y la actual era el sector de las antenas que se encuentra ascendiendo como en un tercer nivel o meseta. Allí hay una cueva que llaman deYeso pero en realidad no es de ese material,. Es grande, espaciosa, y se puede obviar el armado de la carpa. El guardaparque-guía también nos ofrece botellones de agua, pero se puede obtener agua de una cueva en el primer; una gran piedra de unos cinco metros de diámetro delante de la entrada nos sirve de referencia. Delante de la casilla del guardaparque hay una banquina mejorada y ampliada que también hace las veces de playa de estacionamiento si vas en auto.


Raúl Benitez

Este hombre teóricamente llega a la zona el viernes alrededor de las 18.00 hs y lo buscan con un vehículo a eso de las 18.00 hs del domingo (este diagrama es para los fines de semana comunes). Una vez finalizados los trámites de registro se ingresa por una senda luego de trasponer una tranquera muy chica situada en el primer alambrado (antes había que saltarlo). Seguimos por la senda y hay un segundo alambrado (dicen que colocarán una segunda tranquera). Luego la senda se desdibuja pero no hay problema porque ya estamos casi al pie de la primera pared. Debemos buscar una chimenea (grado 3) delante de una gran piedra. Subimos y salimos a una extensa planicie donde a la izquierda encontraremos una pocas vías con spits y parabolts instalados para armar descuelgues, algunas con extraplomos bien marcados. (N. del E.) En toda esta sierra uno se mueve en esa planicie a la que llegamos, y las rutas se arman de ahí para abajo. Desde arriba no se aprecia el grado de dificultad de las vías, por eso conviene que uno vaya por abajo viendo las posibles e indicando al de arriba dónde instalar el descuelgue; de lo contrario se puede perder tiempo instalando un top y al rapelar descubrir la vía que no es del nivel que queríamos. Es importante llevar chapas y bulones de 5/16 y 3/8 con tuercas de la misma medida y la llave para ajustarlas; si no no se puede armar el descuelgue. Una vez armado se baja rapelando, se deja la cuerda y se escala en top-rope, o se retira la cuerda y se equipa de abajo previa búsqueda de una buena fisura.

Si al subir la chimenea salimos a la derecha en vez de a la izquierda, la planicie se extiende y se prolonga por más de un kilómetro, encontrándose una gran variedad de vías para escalar, con diverso grado de dificultad. Hay dos techos bien marcados y algunos extraplomos, pudiendo practicar en artificial en alguno. En fin, toda la variedad de vías que se nos ocurra, con algunas (pocas) travesías, necesitando cintas largas para instalar mejor la cuerda.
El material a llevar es más importante en cuanto a la variedad que a la cantidad. Nueces, stoppers y friends de casi todas las medidas, y en muy pocos casos se usan los micro. Es de destacar lo corto de las vías ya que no sobrepasan los 20 a 25 metros. Sobre este sector hay que tener especial cuidado en verano con el sol, que golpea toda la tarde.

Un detalle: si volvés en colectivo no entusiasmarse con la escalada y perderse uno de la línea local que va a Tandil y pasa a las 18.00 hs los domingos y el último a las 22.00 hs (verificar horarios con el guardaparque).
Escalar en Barker es una buena opción ya que se encuentra relativamente cerca, pudiendo llegar con transporte público o particular, y hay gran variedad vías en casi todas las modalidades (de vívoras también, pero eso es otro tema).

Buena suerte, escalen seguro y diviértanse !!


ir a ESCALADA Volver al HOME