Talampaya

Texto y fotos: Santiago Storni

Más allá de la información técnica que puedas encontrar en esta nota, Talampaya es un lugar lleno de misterio. Fácilmente podés ir y recorrerlo en las camionetas del Parque, y admirarte por sus formaciones, escuchar las explicaciones del Guía y sacar muchas fotos. Pero... ahora imagínate parado en un angosto cañón de unos cinco metros de ancho entre dos paredones de más de cien metros de altura de arenisca rojiza, llenos de extrañas curvas y huecos; si estás solo no oirás nada más que silencio absoluto, sin motores, sin voces, sin viento; un hilo de agua junto a tus pies trae desde la lejana cumbre nevada del Famatina el recuerdo de extrañas culturas que junto a estas mismas paredes realizaban rituales y dibujaban signos que aún hoy no entendemos ¿Alguna vez escuchaste repetirse el sonido de un grito, o el palmear de tus manos cuatro y hasta cinco veces con claridad por efecto del eco? ¿Alguna vez pasaste una noche estrellada en el desierto? Si vas a Talampaya, sacá fotos; pero ojalá que además de la imagen, descubras el espíritu del lugar


El Parque: Ubicado en la provincia de La Rioja. Desde 1975 es Parque Provincial y desde 1997 es Parque Nacional. El área todavía es una gran incógnita en muchos aspectos. La UNESCO aprobó en París que en diciembre de este año sea declarado PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD junto con su lindero sanjuanino "Ischigualasto".
El nombre: Voz quetchua que significa "Cauce seco del Tala".
Clima: Ubicado a 1.450 msnm. En el invierno del año pasado nevó, pero hacía diez años que no ocurría. En verano hay tormentas eléctricas.
Fauna: Hay una importante reserva de cóndores (más de 50); chuñas (aves caminadoras más chicas que el ñandú), guanacos, zorros, maras (liebre patagónica), pumas, serpientes varias (no conviene acampar en verano).
Plantas: Junto a la chimenea del eco, hay un jardín botánico natural, por la variedad de especies que conviven en un reducido lugar: algarrobo negro, blanco y colorado, retama, pus pus, cactus, chañar, palo azul, azcarilla y otras.
El río Talampaya, principal causante de estos cañones, es torrencial: en verano llueve y la crecida puede durar dos o tres horas, y al día siguiente todo vuelve a estar como siempre. Todos los veranos el río tiene crecidas de un metro y medio o más, y va socavando las paredes. Varía según los años: hubo años al nivel del piso y otros años por encima del techo de una camioneta. En un año el río cavó lateralmente más de 30 cm, no en altura sino lo que erosionó lateralmente, en las paredes.
Formaciones: El cañón descubre estratos del período Triásico, de hace 200 a 230 millones de años. La compactación de arcillas con areniscas trabajadas por el viento creó formaciones insólitas: Rostros enfrentados, el pesebre, el ascensor, el rey mago, el cóndor de piedra, la catedral gótica, el púlpito, el elefante, el centinela, el monje, la tortuga, la torre de ajedrez (al fondo se ve el Famatina de 6.250 msnm, única fuente de agua de deshielo que alimenta el cañón de Talampaya), la chimenea del eco. Allí hay morteros "con mano", para moler o para comunicaciones, por el eco. Hay paredones de hasta 150 metros de altura, y en los cañones más angostos la separación entre paredes puede ser de unos cuatro metros solamente.

Antropología
Los Pizarrones: Sobre grandes rocas, que hace 8.000 a 10.000 años de derrumbaron de los paredones, se formó una pátina oscura natural de dióxido de manganeso (o barniz del desierto), que la fueron grabando (con puntas de cuarzo o granito) diversas culturas. Una cultura existió 2.000 a 3.000 años a.C. de la que no se sabe el origen y cuyos dibujos sólo están parcialmente descifrados: el cacique, la serpiente, huellas que indican que eran nómades, una cruz inexplicable...
De la cultura Aguada, de 600 años d.C. algunos dibujos dan la idea de que ese era un lugar sagrado: los danzarines de la tribu, el hechicero (con cuernos); el río Talampaya, la serpiente, y otros signos abstractos aún sin explicación.
Los grabados diaguitas en cambio, desde 900 años d.C. muestran el cultivo del maíz y la domesticación del único animal de carga, la llama: una persona llevando a una llama atada y las demás la siguen; un grupo de guanacos con uno adelantado llamado "relincho" pues es el que advierte a la manda si hay algún peligro. En los grabados más recientes se ve una persona a caballo, o sea que los españoles habían llegado.
Sobre dibujos no descifrados no faltan las teorías de extraterrestres: Un mismo dibujo puede interpretarse como dos llamas cargadas... o dos extraterrestres, por la flecha hacia arriba que indicaría que "vinieron de arriba". La flecha hacia abajo señala el vuelo del cóndor. Como el cóndor es el ave que más alto vuela, el dibujo expresaría que "vinieron de más arriba que el cóndor". La otra flecha hacia abajo indicaría que "bajaron acá a la tierra", y la otra flecha hacia arriba expresaría que "regresaron" o "se fueron". Pero todo esto queda a la libre interpretación de cada uno.
Morteros: Muy profundos junto a los pizarrones y sin la "mano", o sea que no eran para moler alimentos sino para preparar pinturas. No vivían en ese mismo sitio, sino que lo usaban como lugar para ceremonias rituales en las que sacrificaban animales, cuya sangre vertían dentro de esos huecos en la piedra y mezclándola con raíces, preparaban pinturas que se aplicaban sobre el cuerpo. Para horadar en la roca estos recipientes, la trabajaban con puntas de cuarzo y la ablandaban con el ácido del jugo gástrico de los animales. Dentro de algunos morteros hallaron restos humanos momificados, posiblemente también sacrificados.

Villa Unión
El pueblo más cercano a Talampaya es Pagancillos. Pero Villa
Unión es el pueblo cercano importante. Allí conocimos a Rafael, Guía local, que tiene una colección en su casa de unas mil puntas de flechas y utensilios indígenas. Él conoce otros lugares interesantes y poco difundidos al turismo. Primero fuimos a Los Colorados, al costado del Río Bermejo, a ver unos bajorrelieves indígenas de hace 800 ó 1.000 años, y luego nos llevó a La isla, junto al Río Juri, pasando Banda Florida, también con grabados rupestres, desde donde vimos la puesta del sol.

 

 

 


ir a Lugares, Reservas y Parques Nacionales Volver al HOME