Guías UIAGM en Argentina
Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña

El contenido de esta nota es en parte un extracto de un reportaje más extenso a Sebastián de la Cruz realizado en enero por Santiago Storni, y luego las notas que sobre este tema nos hizo llegar Nicolás de la Cruz, Secretario de la Asociación Argentina de Guías de Montaña.
(Colaboró Marcelo Lisnovsky)
Del reportaje a Sebastián de la Cruz

¿Vos formás parte de los que van a ser los primeros instructores UIAGM?
Sí. Me subí al tren. Si no, me lo perdía.

¿Estuviste yendo a Italia?
Fui una vez nomás, que fue lo que me dio el cuero. Porque evidentemente hay que pagárselo del bolsillo.

¿Y qué cursaste?
Hice esquí de travesía. Hice dos módulos de esquí de travesía y uno de rescate organizado.

¿Cada uno va a tener una especialidad? ¿Vos esquí de travesía y cada uno de los otros otra cosa?
No necesariamente. Depende también de cada uno. Hay quienes quizás fueron a hacer aquello en lo que estaban flojos, otros que fueron a hacer lo que tenían tiempo, pero opino que prácticamente todos están capacitados para dar cualquiera de las especialidades. De hecho así lo han demostrado acá cuando fue el examen.
Esencialmente cada uno viajó para cursar temas de su especialidad, algunos más polivalentes pudieron cursar varios módulos y otros solamente un par. También el condicionante personal y económico influyeron pero en general podemos decir que entre los diez están cubiertos todos los módulos del curso para poder reconstruirlo en argentina.

¿Ya tienen el título? ¿Ya son instructores UIAGM?
Son instructores de los guías dentro del marco de esta integración de la Argentina en la UIAGM. No tienen el título pero tienen el nivel técnico de un Guía UIAGM. Y a Europa fueron a ver toda la parte pedagógica de cómo formar a los Guías UIAGM. O sea que, en principio en la práctica tienen la misma experiencia que un Guía UIAGM y están capacitados para formarlos.

¿Pero ya se está dando eso en Argentina?
Sí, el curso empezó en septiembre (de 2003). Vinieron veinte al examen de ingreso y creo que aprobaron unos diecisiete... Y empezaron. El examen de ingreso fueron cuatro días. Hubo Hielo, Roca, Esquí y Auto-rescate. Y después, sobre el pucho se hizo el primer módulo, que era Auto-rescate. Entonces esa materia ya está dada.
El primer ciclo comenzó en setiembre-octubre ‘2003 con un examen de admisión consistente en pruebas de escalada en roca, hielo y esquí. Se seleccionaron catorce candidatos.
Eventualmente se iniciaría un segundo ciclo UIAGM este mismo año más o menos en las mismas fechas, pero todavía hay que tomar decisiones conjuntas con Italia que recién cuando finalice el modulo Roca en Mendoza este mismo mes de abril podremos tomar.


Grupo AAGM 2001 Foto: Pablo Bravo

¿Y la dictaron algunos de estos once?
Sí, tres. Los programas ya están hechos. En abril es el próximo módulo: Roca, en Arenales. Son como veinte días.
Los instructores van desempeñando sus tareas a medida que evoluciona el dictado de los módulos. A mí me tocará participar en el módulo de Esquí de travesía y probablemente en algún otro módulo en la medida en que sea necesario y mi nivel me lo permita.

¿Van a ir dando distintos módulos hasta haber dado todos y así recibirse?
Sí, son dos años de módulos. Un año hacés toda la capacitación, das un examen y ya sos Aspirante a Guía. Al segundo año tenés que hacer toda la práctica laboral, y después hay un examen final y te recibís de Guía UIAGM.
Hay que concluir cinco módulos en dos años: cuatro en la etapa de Aspirante Guía y un módulo final a fines del 2005 que sería el cierre de la formación.

¿Todavía no hay ninguno en la Argentina?
No. Los primeros serán en el 2005. Y los que ahí se reciban ya van a tener la chapa UIAGM y podrán ir a laburar a Europa, Estados Unidos, etc. como cualquiera. Al margen tendrán que gestionar su visa de trabajo, pero ya el título lo van a tener. Y eso yo creo que es muy piola para un montón de tipos que tienen la capacidad técnica. Yo no creo que vaya a laburar afuera, pero hay un montón de chicos que les vendría al pelo. O podés recibir grupos de extranjeros acá. Creo que es positivo por donde lo mires.

¿Y qué fue lo que hiciste allá más específicamente?
Fuimos e hicimos dos cursos distintos. En Italia hay cuatro organizaciones que dan los cursos, pero en realidad son dos las que dan los cursos UIAGM. Primero hicimos la travesía Chamonix-Zermatt.

¿Fue Nico también?
Sí, y Ramiro Calvo (y allá se sumó Merlín Lipshitz).
Esa travesía era la evaluación de la parte de esquí del curso nacional italiano.

¿Cuántos días?
Una semana. Muy bonita la travesía. Y vimos quiénes aprobaban y quiénes no. Y pudimos sacar conclusiones acerca de cómo se evalúa.
Después nos fuimos al curso del Trentino, que se hacía en el Gran Paradiso. Estuvimos una semana ahí, que fue netamente formativa. Y después otra semana en el Monte Rosa, con el mismo curso pero evaluativo. Es decir, vimos las dos partes: la formativa y la evaluativa. Así como nosotros fuimos a hacer el módulo de esquí de travesía, los otros módulos eran parecidos, y también veían lo evaluativo y lo formativo. Y así te orientás con respecto a los criterios de evaluación, que es lo que después hay que aplicar acá.
Obviamente, acá al principio será un poquito menor, pero no te creas que es mucho menor. Incluso creo que el nivel de acá, de Argentina es en promedio mucho más alto que el que nosotros vimos. Refiriéndome a los alumnos, al material humano.

Notas de Nicolás de la Cruz
Son diez los instructores que el Collegio Italiano de Guías respalda como instructores para el dictado del curso UIAGM argentino, que surgen del curso-selección realizado en octubre 2001 en Bariloche y de su posterior participación de los módulos en el terreno.
Nadie tiene certificación UIAGM hasta tanto culmine el primer ciclo formativo UIAGM bajo la supervisión de veedores internacionales. Del informe de los veedores sobre los módulos dictados en argentina por argentinos depende en gran medida la aprobación del ingreso como miembros a la Unión. Cuando este ciclo termine en el 2005, tras el dictado de cinco módulos, tanto alumnos como instructores recibirán su distinción de Guías de Montaña UIAGM. Y de allí en más se abrirá una nueva etapa de cinco años en la cual se pretende hacer rodar la participación en la Unión lo cual implica participar en las reuniones y asambleas anuales, participar en comisiones de trabajo, etc. Se abre un panorama muy interesante.


Nicolas de la Cruz  Foto: Marcos Couch  

La AAGM el 30 de abril cumple 20 años y se halla embarcada en pleno viaje a la UIAGM. Dicho de este modo para sugerir que estamos a flote y que navegamos en una dirección precisa que hemos elegido. A veces se rema, a veces soplan vientos favorables otras no tanto y hubo algún momento en que el barco tuvo serios problemas de flotación.
Hay quienes comparan la institución con un barco o con un tren pero de todos modos, trátese del medio de transporte que sea, lo cierto es que la AAGM transporta ideas, ideales, proyectos y utopías varias, se viaja en alguna dirección y siempre se avanza aun cuando hay que dar pasos atrás.
Cuando en 1999 decidimos poner proa a la UIAGM, en realidad tuvimos que reelaborar toda la estructura de la AAGM, tanto en lo que a cursos se refiere como en lo institucional. Esto quiere decir que si el objetivo de máxima es formar Guías de Alta Montaña hay que reescalonar la formación de los Guías de Trekking en Sierras y en Cordillera para que la linea sea coherente. Tuvimos la fortuna de tener al Collegio Nazionale Guide Alpine Italiane, los colegas Guías italianos, quienes a lo largo de estos años nos han alentado y ayudado en el proyecto, pero sobretodo se han comprometido con la causa.
Se ha creado una Comisión Técnica, la cual tiene por objeto dedicarse a la coordinación delos cursos, tanto en lo académico como en lo técnico. Esta comisión alivia el trabajo y la responsabilidad de la Comisión Directiva que está para conducir la AAGM toda y tomar decisiones de indole superior o cuestiones administrativas y sobre todo despolitizar los cursos.
La Comisión Técnica tiene por función dar el marco técnico académico ideal para cada curso y entrenar a los nuevos instructores.

Con respecto al curso Guías de Alta Montaña UIAGM se ha logrado a través de una selección, la conformación de un grupo de 10 instructores Guías que son en la actualidad los responsables del dictado del curso UIAGM argentino, los cuales cuentan con el aval del Collegio Italiano. Los mencionados Instructores no poseen titulo UIAGM pues debe cerrarse el primer ciclo de formación de aspirantes Guías UIAGM, bajo la supervisión de veedores extranjeros. Estos últimos son los que en última instancia analizarán el proceso argentino desde su experiencia directa en el terreno, al lado de cada alumno e instructor, y finalmente se expedirán sobre la procedencia de dar el visto bueno a la AAGM como representante argentino a formar parte de la UIAGM. Al culminar el ciclo de formación todos juntos recibirán el diploma UIAGM, alumnos e instructores.

El viaje a Europa sirvió sobretodo para ver la realidad y espantar a los cucos. Nuestra visita por la cuna del alpinismo no s permitió ver las virtudes y los defectos del sistema. El esquema de tres niveles diferentes que tenemos acá es buenísimo y allá recién están debatiendo a duras penas la posibilidad de que exista un nivel de Guía de Trekking. O sea, somos más flexibles en nuestra concepción del oficio, y esto contribuye al crecimiento de la oferta en el mercado turístico.

En lo deportivo aquí las limitaciones pueden pasar por cuestiones económicas, a veces las distancias no contribuyen a que un andinista haga mayor experiencia en la diversidad de terreno que nos ofrece la cordillera pero tampoco en los alpes encontramos la diversidad  andina. En fin, siempre hay razones para encontrar limitaciones pero pocas veces para superarlas. Este curso UIAGM abre interesantes perspectivas de trabajo, tanto dentro como fuera del país. Y esa es una buena razon para superarse, invertir tiempo y algun billete para escalar más, esquiar otro tanto etc...

El nivel es absolutamente alcanzable, quizás en disciplinas como el esquí el nivel pueda estar por debajo pero no es preocupante porque se supera el mínimo. El montañés de los Andes tiene una alta capacidad de convivencia con la montaña.

ir a Montañismo

Volver al HOME