Una expedición al Aconcagua
Por Sebastián Cerrato

Es el cerro más alto del continente americano y se encuentra dentro del área del Parque Provincial que lleva su nombre. La zona del Cerro Aconcagua posee características propias y su microclima es muy variable, con tormentas en cualquier época del año. Aún en épocas estivales, puede haber temperaturas inferiores a los 35°C bajo cero y los vientos pueden exceder los 100 Km. por hora.
El encarar una expedición es realmente embarcarse en una historia de éxito o penurias que depende en un comienzo de una correcta planificación de las etapas de la expedición.
Para poder enfocar y desarrollar cada ítem de manera adecuada el punto de análisis debe partir desde la premisa de la seguridad en base a los objetivos y metas propuestas.
La etapa de la planificación requiere de un amplio tiempo de análisis; durante la misma se analizan los datos sobre la expedición lejos del rigor de la misma ; es más sentado en una silla frente a una computadora y con todos los datos necesarios al alcance de la mano.

Podríamos hablar entonces de unas preguntas que debemos resolver, como ser:

A qué región nos dirigimos? Cuyo – Andes Centrales. Por que altitudes transcurre la Expedición? Entre los 2800 y los 6962 mts. Durante qué época del año? Entre diciembre y marzo. Que exposición tiene el itinerario? Poca (por la ruta normal y el camino correcto). Con qué condiciones meteorológicas nos vamos a encontrar? Se debe hacer un promedio y pensar que las temperaturas pueden ir desde los 15 º a los 30 bajo cero. Qué equipo llevar? Este punto es realmente importante merece especial atención. Qué dificultades hay? A eso nos dirigimos ahora; separándolas y clasificándolas podemos obtener de cada situación datos valiosos.

La expedición se puede dividir en las siguientes partes: aproximación, campamento base, campamento base avanzado (los que se necesiten), el ataque a la cumbre y el retorno. Desarmado de los campamentos.
Separaremos y clasificaremos las distintas situaciones con las que nos podemos topar en la montañas e intentaremos clasificarlas y conocerlas para poder saber de qué se trata. Se dice que la montaña nos plantea retos y éstos son muy variados, en este caso los dividimos en peligros subjetivos y peligros objetivos.

Peligros subjetivos: Son aquellos que provoca el mismo hombre, por ... falta de experiencia, estado físico deficiente, conocimientos insuficientes, equipamiento incorrecto, etc.
Peligros objetivos: Se trata de la Naturaleza y sus jugadas... el estado del tiempo, los rayos solares y sus efectos, el frío y la humedad, el viento y la tempestad, las tormentas eléctricas, desprendimientos, oscuridad, cornisas, etc.

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente resaltamos la importancia de los siguientes puntos:
El equipo: La calidad del mismo nos posibilitara un nivel alto o bajo de prestaciones; ya sea en el abrigo la aislación o la capacidad impermeable y respirable de la misma. Hay comercios en los que se especializan en estos tipo de Expediciones y que además brindan el servicio de alquiler y/o compra.
Fecha y duración: La misma se recomienda entre diciembre y marzo. Aproximadamente el promedio de días buenos de tiempo facilita la llegada a la cumbre de las expediciones en este periodo (de diciembre a marzo). La duración de la misma es aproximadamente 2 semanas; no se recomiendan más días ya que el nivel de estrés y cansancio alcanzado luego de esta fecha es alto.
Permisos: Los mismos se sacan en la ciudad de Mendoza y son de tramite personal. Hay diferentes precios para extranjeros y/o locales. También varia según sea temporada alta o baja. Para una Expedición por la ruta normal el permiso de ascenso tiene vigencia por 21 días.
Comida: La compra de la misma es recomendable hacerla en Mendoza ya que de esta forma nos hace más liviano el equipo durante el viaje. Los calentadores a solvente o bencina blanca funcionan mejor que cualquier otro en la altura. Llevar comida de fácil elaboración pero agradables al paladar y la vista. Dos cacerolas se complementan mejor que una en la altura(facilita la tarea de derretir nieve)
Mulas:
Es sumamente recomendable el uso de las mismas(tanto a la subida como a la bajada) ya que nos posibilita subir descansados y al momento de bajar hacerlo rápido, livianito y sin lesiones. Todos los que suben o descienden excedidos de peso coinciden en que la próxima mandaran todo en mula.
Guías:
El contratar un guía para la expedición atrae como ventajas tener resueltos más de un problema de antemano y además poseer en el grupo una persona con amplia experiencia en la zona. Facilita el elegir cuando moverse o no de los campamentos; el seguir o el bajar. La elección de los equipos, los elementos útiles y los que no lo son, optimizar la comida y el combustible; sobre todo para no gastar o cargar más de la cuenta. contar con un chequeo previo.

En síntesis para encarar una Expedición exitosa debemos:

  • Entrenar fuerte, a conciencia y en grupo; aprovechar y probar el equipo en salidas previas o de entrenamiento(cortas pero intensas).
  • Asesorarse en las casas especializadas e invertir en los mejores materiales; además evaluar la posibilidad de alquilar equipo.
  • Asesorarse y/o contratar guías calificados y concretar reuniones previas donde se pueda chequear el equipo y los materiales.
  • Informarse sobre los aranceles de los permisos (temporadas altas y bajas)No subestimar la utilidad y capacidad de las mulas.
  • Montar un buen campamento base.
  • Subir siempre a los campamentos de altura los grampones y las piquetas.
  • Como partes fuertes del equipo ver una buena carpa y unos excelentes mitones.
  • Sin duda la parte más importante es formar un grupo fuerte que comparta meta y objetivos.
  • Un grupo con ganas de compartir dos semanas con el fin no solo de llegar a la cumbre sino de pasar juntos por la experiencia que ofrece una Expedición al Coloso de América.

ir a Montañismo Volver al HOME