Acechando al coloso de América
"Un treeking de cinco días por las laderas del cerro Aconcagua"

Texto y fotos: Javier Saldeña

Famoso mundialmente por ser el pico mas alto de América, el cerro Aconcagua con sus imponentes y temibles 6.962 m.s.n.m., convoca anualmente a cientos de andinistas de todos los rincones del planeta. Durante la temporada anual (15/11 al 15/03) las laderas del Aconcagua se pueblan no solo de andinistas dispuestos a asumir la difícil tarea de intentar la cima (aunque solo un 10 % lo logra), sino también de un sinnúmero de visitantes que se dan cita con el fin de hacer los famosos treekings por las rutas de ascenso pero sin asumir el desafío de la cumbre.


pared sur plaza Francia

En un recorrido de cinco días tres andinistas mendocinos transitamos las laderas del "Coloso de América" por las rutas sur y oeste. Partimos de la Laguna de Horcones a 2.900 m.s.n.m., punto del que podemos divisar por primera vez la cumbre lejana y tentadora, en dirección a ella comenzamos un recorrido que nos hunde en la quebrada de Horcones, el río de mismo nombre es nuestro compañero durante las tres horas que tardamos en arribar a Confluencia (3.300 m.s.n.m.), llamado así por ser el lugar conde convergen las quebradas del río Horcones superior e inferior. Pasamos la noche en este primer campamento junto a una treintena de carpas.
Al día siguiente nos encaminamos hacia Plaza Francia, transitamos por la quebrada del Glaciar Horcones inferior, luego de unas dos horas de caminata las primeras fisuras del glaciar aparecen a nuestra izquierda y comienzan deleitar nuestra vista con sus vetas de blanco inmaculado, a lo lejos se asoma la impresionante pared sur. Al cabo de cuatro horas por una pendiente poco pronunciada arribamos a Plaza Francia (4.200 m.s.n.m.), llamada así por haber sido campamento base de la expedición Francesa que logró por primera vez la cumbre por la cara sur en 1954. Plaza Francia es un inmenso playón en la base de la pared sur y junto al glaciar Horcones inferior. Desde allí la vista es estremecedora, los casi 3.000 metros de roca, nieve y hielos eternos que visten la cara sur se alzan frente a nosotros como un gigante desafiante y hermoso. Como premiando nuestros sentidos, cuando menos lo imaginamos la pared sur nos regala una de sus famosas y temidas avalanchas, un zumbido creciente y una masa de polvo blanco comienzan a descender en un espectáculo escalofriante, afortunadamente estamos lo suficientemente lejos como para estar a salvo. Al atardecer emprendemos el regreso hacia Confluencia donde hacemos noche por segunda vez preparándonos para el trayecto mas extenso, la ruta que nos llevará a Plaza de Mulas.


pared sur

Al día siguiente abandonamos Confluencia para comenzar el largo trayecto hacia Plaza de Mulas. Transitamos nuevamente por la quebrada de Horcones, esta vez la mayor parte del camino transcurre por la geografía del "Gran Playón", llamado así por ser un valle bastamente ancho sin mayores variaciones topográficas mas que una leve pendiente por la que serpentea el Río Horcones. Luego de unas cinco horas de caminata dejamos atrás el Gran Playón, el valle comienza a angostarse para llevarnos a la Cuesta Brava (su nombre lo dice todo), última parte del recorrido antes de llegar a Plaza de Mulas. En esta parte el camino aumenta su pendiente considerablemente mientras zigzaguea en la ladera del cerro, después de una hora de difícil subida divisamos las primeras carpas que luego se convierten en cientas, hemos llegado a Plaza de Mulas (4.300 m.s.n.m.). Es el campamento mas conocido y poblado de todo el cerro Aconcagua, aquí confluyen y realizan su aclimatación andinistas de todos los rincones del planeta: japoneses, croatas, italianos, australianos, mexicanos, etc., etc. Con solo transitar unos cientos de metros podemos escuchar un sinfín de idiomas que se suceden entre sí, el ambiente cordialidad y camaradería entre las diferentes culturas nos muestra una vez mas como la montaña hermana y acerca a los hombres.


Plaza Canadá

Al día siguiente emprendemos el tramo mas comprometido y arduo de todo el recorrido, con las primeras luces del día comenzamos el ascenso por la pared oeste. El plan incluye Plaza Canadá y luego a Nido de Cóndores para desde allí regresar a nuestro campamento base en el mismo día, deberemos experimentar 1000 m de desnivel en un mismo día ida y vuelta. Con paso lento pero constante y con la respiración agitada por la falta de aire que se experimenta a esas alturas llegamos, después de dos horas a Plaza Canadá (4.900 m.s.n.m.), campamento poco utilizado en la ruta de ascenso. Repuestas algunas energías seguimos hacia lo mas alto de nuestro recorrido por la escarpada pendiente que zigzaguea en la cara oeste, luego de unas tres horas de esfuerzo arribamos a Nido de Cóndores (5.400 m.s.n.m.), campamento con una veintena de carpas de andinistas próximos a intentar el ataque a la cumbre. No tenemos mucho tiempo para disfrutar de la hermosa vista que nos regala el lugar ya debemos utilizar las últimas horas de luz para el descenso hacia Plaza de mulas, si la noche nos sorprende descendiendo estaremos en problemas. Iniciamos el descenso rápidamente por vertiginosas pendientes y acarreos que aceleran el paso, afortunadamente después de dos horas arribamos a Plaza de Mulas y el sol todavía alumbra.
Al día siguiente emprendemos el regreso desde Plaza de Mulas hacia la base (Laguna de Horcones), después de unos 40 km. de caminata llegamos al fin del recorrido. El saldo de esta experiencia: una buena cantidad de ampollas en nuestros pies, las más bellas imágenes que nunca se borraran de nuestras retinas y la creciente tentación, que hoy se ha convertido en idea fija, de regresar el año próximo a intentar la cumbre mas alta de América.

Datos útiles
Permisos: se gestionan en Dirección de Recursos Naturales Renovables, Av. Los Plátanos s/n Parque Gral. San Martín - Mendoza, e-mail: aconcagua@mendoza.gov.ar , Tel. Fax: 0261-425-2090/7064 (tanto para el ascenso como para los trekkings se necesita permiso de ingreso).
Arribo a la base: desde la ciudad de Mendoza por colectivo (Turismo Uspallata, La Cumbre) hasta Puente del Inca o por transportes privados hasta Laguna de Horcones (los servicios se pueden contratar directamente en la Direcc. de Recursos), se aconsejan estos últimos.
Equipo: las Temp. mínimas a soportar pueden llegar a ser -10 grados, no es necesario el uso de crampones, piquetas ni sogas (hasta estas alturas).
Guías:
para este trekking no es necesario el servicio de guía.