Formación y certificación de guías
Tener la oportunidad de entrevistar a Diego Magaldi fue como empezar a hacer "Alta Montaña" en materia de reportajes. Podríamos haber charlado de sus trece ascensiones al Aconcagua, de los Big Walls en Yosemite o de tantas importantes expediciones en Patagonia, Bolivia, etc. que conforman su nutrida "foja" y su sólida experiencia. Pero a Diego Magaldi no le interesa hablar de sus logros; él mismo subraya "Yo nunca subí nada difícil". Pero sí tiene mucho para decir. Él ya ha publicado notas y dado charlas, siempre llamando a las cosas por su nombre. Y en esta ocasión vuelve a decir todo lo que hay que decir. Vuelca sus opiniones y sus propuestas. Y una vez más procura abrir una ruta, marcar una tendencia, apuntar a un cierto nivel. Fomentar el diálogo, el foro de discusión, para hacer las cosas mejor.
Reportaje de Santiago Storni a Diego Magaldi. Realizado el 11 de abril de 1999.

Montañistas y Guías. Asociaciones y Escuelas. Cursos y Certificaciones.

Vos trabajás con otros guías que no son argentinos, no?
Sí; yo tengo una empresa con un socio americano. La empresa se llama Mountaneering Adventures (Aventuras en montañismo). Mi socio se llama Mark Deglomine y con él ya hace ocho años que estamos trabajando juntos y guiamos expediciones en toda América. Nuestra especialidad es América. Tanto Estados Unidos como Méjico, Bolivia, Aconcagua y Patagonia. Con Mark dirigimos y organizamos las expediciones, y de acuerdo a la gente que se anote en los grupos, contratamos o no otros guías, que pueden ser locales. En el caso de Aconcagua, este año contratamos un guía que es español pero vive acá en la Provincia de Buenos Aires. Pienso que la gente quedó muy contenta; hacemos un buen equipo.

Al estar vos trabajando ahí, en California, debés estar en contacto con escaladores y guías de todo el mundo...
Sí, es un ambiente tanto de guías como de escaladores bastante internacional. Entonces ahí uno hace muchos contactos. Y hay montañistas que se han dedicado a trabajar de guías o a establecer sus propios emprendimientos organizando expediciones.


Diego Magaldi

Y también hay montañistas de primer nivel que viven de... ser Montañistas de primer nivel! Son escaladores profesionales; no son guías.


Y viven de los sponsors...
Sí; también de entrevistas, o los contratan para hacer documentales. Hay unos pocos afortunados, montañistas de primerísimo nivel, que pueden vivir de eso. O que no les interesa guiar. Hay también montañistas de primerísimo nivel que a lo mejor sí trabajan de guías; hay de todo.
Pero hay que saber distinguir la diferencia que hay entre ser Montañista de primer nivel y ser Guía de primer nivel. Pueden coincidir ambos aspectos, pero no siempre es así. La gente se fija muchas veces en el curriculum montañístico de uno, y no se preocupa por saber si es una persona responsable, o si hace las cosas con seriedad. Obviamente para ser Guía uno tiene que tener experiencia como montañista, y eso es otra cosa que acá hay que saber apreciar. Uno no puede decir: "Yo quiero ser Guía de montaña", y listo. No. Primero tenés que ser montañista. Una vez que tenés años de experiencia en la montaña, podés decir "Me gustaría formarme como Guía de montaña". Y acá eso muchas veces no ocurre. En el país todavía no existe una asociación de Guías que realmente forme Guías.

(!!) ... Asociación de Guías, sí existe...
Existe una Asociación de Guías, pero no forman Guías.

Eso ¿lo publico?
Yo te lo digo: la Asociación de Guías de montaña CERTIFICA Guías de trekking. Esto lo podés poner; yo no lo estoy inventando. Certifica Guías, no los forma. Lo que ellos ofrecen es un exámen. Lo llaman curso, de dos o tres semanas, en donde evalúan si una persona es apta o no para ser Guía de TREKKING, y un guía de trekking no es un guía de montaña! Hasta ahora la Asociación de Guías de montaña no ha formado ni un solo Guía de montaña. No se ha hecho nunca un curso para Guías de montaña que certifique Guías de montaña, y menos que los forme. Se ha hecho un intento, que terminó en un trágico accidente: fallecieron tres personas en el Tronador en el ‘94... (Omar Moscoso que era amigo personal del entrevistado, Teodoro Plaza y Ezequiel Moix, quedaron sepultados por una avalancha de nieve. Ver "Análisis de una tragedia", Revista "Alta Montaña". Recientemente recordado en el diario Clarín del 23 de mayo, en la nota del rescate de dos muchachos en el Tronador.)
Fue la única tentativa que hizo la Asociación Argentina para certificar a Guías de montaña. Nadie se quiere hacer cargo de insumir el tiempo y el esfuerzo que requeriría diseñar tal curso. Entonces hasta ahora lo que hacen es certificar Guías de trekking; no los forman. Creo que existe la necesidad de una Asociación que establezca estándares a nivel nacional para Guías. Y la formación de los mismos puede ser delegada a diversas instituciones, siempre y cuando se adhieran a estos estándares.

Existe algo parecido en Mendoza...
Existe una Escuela Provincial de Guías de trekking y alta montaña en Mendoza. Hoy por hoy es la única institución que está estructurada y diseñada como una verdadera escuela de formación.


Foto: Thomas Ullrich

¿Quién la dirige?
En este momento no sé. Acaba de renunciar Alejandro Randis que fue uno de los fundadores. De todas formas, que yo diga que es una institución estructurada y diseñada para la formación de Guías, no quiere decir que no le falte mucho para poder lograr excelencia en el tema. Pero si uno quiere ser Guía ahí, no es un curso de dos semanas que te dan una certificación; son dos años. Es como una carrera: a lo largo de años uno se va formando, va haciendo cursos, va ganando experiencia como Asistente de Guía, y eventualmente, cuando se considera que uno está preparado, le dan la certificación. Ésa es la manera de hacer una verdadera Escuela de formación de Guías. Igualmente, le falta mucho. Espero que la cosa siga creciendo. Pero hay que considerar que el montañismo no está suficientemente difundido en la Argentina como para decir que la profesión de Guías es una necesidad imperante. ¿Cuántas personas en la Argentina viven de guiar en las montañas? Te los puedo contar con los dedos de mis dos manos los que viven nada más que de eso. Te podría decir que hay menos de diez. Aclaro: como Guías de Alta Montaña, no como Guías de Trekking. Entonces no hay una demanda que pudiese apoyar económicamente y con recursos la creación de una verdadera Escuela de Guías. Y es por eso que la Asociación de Guías se ve un poco atada de manos. Porque si organizan el curso de Guías de alta montaña, para empezar, los que se anoten no van a tener la experiencia previa para hacer el curso. Porque para formar un Guía de alta montaña tenés que exigir un mínimo de cinco años de experiencia en la montaña, con un cierto curriculum; y no lo cumple nadie. Lo cumplirán una o dos personas, y con eso no podés hacer un curso... Por eso digo que están un poco atados de manos.

El curso de Socorrismo para Excursionistas
Yo hace ocho años que voy y vengo entre Estados Unidos y acá. Vivo seis meses allá y seis meses acá. El eterno verano. Pero mi idea es ya a partir del año que viene, poder quedarme acá todo el año para poder poner más energía y tiempo y trabajo en aportar mi granito de arena a la formación y educación de montañistas en la Argentina.

¿Vos te identificás con alguna institución o asociación de Argentina? sos socio de algún club?
No. Nunca fui socio de ningún club. Nunca tuve la necesidad de asociarme a ningún club porque me ofrecieran algo.

Hablabas de quedarte acá...
Me gustaría empezar a aplicar muchas de las cosas que aprendí trabajando para instituciones de montañismo de Estados Unidos y Europa.


Hielo Continental Foto: Diego Magaldi

¿Estás hablando de dejar de trabajar afuera?
Sí. En este momento yo trabajo como coordinador de cursos en esta escuela de montaña en California, por lo cual ahora estoy 40% del tiempo en una oficina y el 60% en la montaña. Pero ahí soy un empleado. Entonces me gustaría poder salir de eso y crear algo mío, propio. Sí, tengo esta empresa con este socio y lo que hacemos es dirigir expediciones, pero no realizamos cursos, no formamos gente. Y yo en realidad soy docente, de naturaleza y de profesión, siempre fui docente. Soy Instructor de montaña, soy Profesor de Física. Siempre mi vida estuvo orientada al tema de la docencia, y me encanta. Y me encantaría poder hacerlo en la montaña como lo hago en Estados Unidos, pero acá, y dirigirlo yo. Para poder importar la tecnología y el know how que adquirí allá. Es simplemente copiar muchas de las cosas que se hacen allá, para hacerlas acá. Así como copié la técnica del mínimo impacto en el Aconcagua (de bajar la materia fecal), quisiera copiar aquí la manera y la filosofía de cómo se dictan los cursos allá.
Y queremos empezar con el dictado de este curso de Socorrismo para Excursionistas, que no está orientado nada más que a montañistas, si no a todas aquellas personas que realizan actividades al aire libre. Creo que acá hay una falta muy grande de posibilidades de formarse y entrenarse en ese ámbito. Hay cursos de primeros auxilios, pero no para zonas remotas, donde hay una serie de técnicas que uno tiene que aplicar, que hay que saberlas cuando no tiene la disponibilidad de un médico, una ambulancia o un hospital.

Viendo el nombre del curso yo me preguntaba si lo darían médicos...
No, vamos a darlo un director de la Cruz Roja y yo. Él en realidad se está por recibir de médico. El curso es una copia literal del curso que es estándar hoy en día en Estados Unidos y Canadá para el entrenamiento de profesionales de la montaña y de cualquier actividad al aire libre. Actualmente todas las instituciones de nombre allá exigen esta certificación en todos sus empleados. Es un curso bastante intensivo, donde se enseñan una serie de prácticas que no se enseñan en ningún curso de primeros auxilios aquí. Y mi sueño es que eso se transforme también en el estándar dentro del entrenamiento de la gente que practica estas actividades.

Conclusión
En Yosemite hay dos escuelas que compiten ferozmente: Outword Bound que es sin fines de lucro, y N.O.L.S. (National Outdoor Leadership School) que es privada. Sin embargo hay cosas que las hacen en conjunto: lo que hace a las técnicas de bajo impacto, de seguridad, y a la formación y acreditación de guías de montaña. En esos temas no compiten si no que buscan ponerse de acuerdo. Y acá falta un poco de eso. No es necesario re-inventar la rueda. Mirando la trayectoria de otros, podemos acelerar nuestra evolución; aprendiendo de los errores que ellos cometieron, SIEMPRE ADAPTÁNDOLO A LAS NECESIDADES Y RECURSOS NUESTROS.


ir a Montañismo Volver al HOME