El Arca de los Vientos nominada al Piolet d'Or.

La vía "El Arca de los Vientos", abierta en el Cerro Torre por Ermanno Salvaterra, Rolo Garibotti y Alessandro Beltrami en diciembre, que dejó en evidencia que la primera de Maestri de 1959 no era cierta, y de la que dimos amplia difusión en diciembre y enero, fue nominada al mayor premio de montañísmo internacional que se da cada año en Francia: el Piolet d'Or.


Maestri protestó horas antes de que se entregue el Piolet d'Or 9 de febrero de 2006 (Fuente: Desnivel).
Cuando todo parecía a punto para que se entregue el prestigioso Piolet d'Or en Grenoble (Francia), surgió una voz reclamando justicia. Es la del italiano Cesare Maestri, que a través de sus abogados exigió que, en honor a la verdad, no se considere la escalada de Ermanno Salvaterra, Rolando Garibotti y Alessandro Beltrami al Cerro Torre como una nueva ruta. Sin embargo, en este caso, aunque por razones muy diferentes, parecen haber estado todos de acuerdo, ya que, en principios de enero -un mes antes de la carta de Maestri- Beltrami, Garibotti y Salvaterra habian enviado una carta al comité organizador del Piolet d'Or pidiendo que se retire su ascensión de la lista de nominados. A continuación reproducimos ambas cartas.

"La primera ascensión es mía"
Según Maestri, la de los italianos no es sino una repetición de su primera mundial al Torre, realizada junto a Toni Egger en 1959. Y es que Maestri ha aprovechado para reivindicar una vez más que sí llegó a la cumbre, a pesar de las dudas y la polémica suscitada al respecto desde entonces.
En 1959, Maestri intentó la primera ascensión al Cerro torre junto a Cesarino Fava y Toni Egger. Fava se volvió desde el Collado de la Conquista, mientras que Maestri y Egger llegarían a la cima. Por desgracia, Egger sufrió una caída mortal en el descenso, y con él se fue la cámara que supuestamente llevaba las imágenes de cima.

Sin evidencia de cumbre
Poco después de la ascensión surgieron las dudas, y muchos afirman que Maestri mintió, entre otras cosas, por la altísima dificultad de la ruta. Sin embargo, él ha clamado siempre que dice la verdad, y que le corresponde la primera ascensión con éxito a la mítica aguja de granito.
Salvaterra y su equipo, de hecho, esperaban conseguir la primera repetición de esa vía, y de paso comprobar si había algún resto de la expedición del '59. Lo cierto es que no encontraron evidencia de anteriores cordadas, y que consideran la ruta que escalaron como una nueva vía (aceptando que comparte secciones con otras rutas). La llamaron "El Arca de los Vientos" y por ella han sido nominados al Pioet d'Or. Sin embargo, Maestri ha visto en ello una provocación.

El comunicado de Maestri:
"El que suscribe Cesare Maestri en conocimiento de las polémicas, dudas, incertidumbre y acusaciones, me veo obligado, aún no queriendo, a intervenir para confirmar lo que más de una vez, ya he dicho, escrito y vuelto a escribir en la manera lo más concisa posible, acerca de la expedición con Tony Egger y Cesarino Fava.
Yo declaro y confirmo haber escalado el Cerro Torre con Tony Egger, recorriendo la pared Este hasta el collado de la Conquista con Cesarino Fava. Desde el collado continuamos los dos: Tony Egger y yo, siguiendo alternativamente la arista NO cubierta de nieve y la pared Norte hasta alcanzar el hongo cimero. Desde ahí seguimos sus formaciones de hielo hasta alcanzar la cumbre el día 31 de enero de 1959.
Por lo tanto considero injusto y provocatoriamente incorrecto que la reciente ascensión efectuada por la cordada Salvaterra-Garibotti-Beltrami venga propuesta y considerada una primera ascensión, cuando en realidad sigue en gran parte la línea y las paredes escaladas por mí y Tony Egger.
Reivindico una vez más el derecho a ser respetado. La historia del Al-pinismo es y debe quedar limpia en todo los sentidos. Se debe presuponer la buena fe del alpinista; de otro modo el riesgo de ensuciar cualquier empresa será inevitable, con la consecuencia que será puesta en duda toda la historia del alpinismo."

La carta enviada por Rolo Garibotti
Texto de la carta enviada por Rolo Garibotti en nombre de la cordada a Manu Rivaud y al Comité organizador del Piolet d'Or, incluyendo a los jueces del Piolet 2006 Silvo Karo, Twid Turner y Stephen Venables, el día 10 de enero 2006.
(Fuente: Rolo Garibotti. Traducción Santiago Storni)

"Manu, Gracias por la invitación a participar de la ceremonia de en-trega del Piolet d'Or. Quiero hacerte saber que ni Alessandro Beltrami, ni Ermanno Salvaterra, ni yo, vamos a estar presentes, y apreciaríamos mucho si nuestra escalada al Cerro Torre es retirada de la lista de nominaciones.
Tuvimos la suerte de tener éxito en nuestro intento. Nos satisfizo la ex-periencia, y apreciamos los comentarios positivos que recibimos de nuestros pares, pero nuestro interés y motivación fue la calidad mis-ma de la experiencia.
Un premio como el Piolet d'Or trata de cuantificar y juzgar la calidad de esta experiencia. A diferencia de otros deportes el montañismo se practica sin principios definidos, por lo tanto cualquier intento de juzgar la calidad de una ascensión sobre otra es necesariamente subjetiva. Es como tratar de comparar diferentes frutas. ¿Cómo puede haber un valor real a un juicio subjetivo de ese tipo? ¿Cómo pueden juzgarse conceptos tan ambiguos como la elegancia y la imaginación?
La "jerarquía alpinística" - funcionarios de la federación y escaladores esponsoreados -son los que se benefician con un evento como este. Un "Gran Prix" jerarquiza el perfil público de la actividad, y valida su razón de ser, justificando el dinero que reciben y el dinero que gastan. Pero para la mayoría, para aquellos que practican el montañismo como "amateurs," los beneficios son inexistentes. ¿Qué otra validación podría uno acaso necesitar a una experiencia que uno ya ha "ganado"?
Mientras es cierto que el debate ético y estilístico que el Piolet d'Or genera cada año puede ser en algunos casos positivo, en otros es decididamente negativo. Si la ex-periencia del año pasado sirve como ejemplo, la respuesta negativa al equipo ruso ganador fue cercana a la xenofobia, resultando en una confrontación que dividió a los escaladores en vez de acercarlos a un diálogo constructivo.
El premio en sí mismo ha fallado en incorporar estándares claros que tengan en cuenta el ambientalismo y la escalada limpia, vacilando entre ascenciones que han degradado severamente el medio ambiente, y otras que no lo han hecho.
La ceremonia del Piolet d'Or es una excelente oportunidad para que los montañistas se reúnan, compartan ideas y se inspiren los unos a los otros. Pero si esa era la verdadera intención, el evento podría, y debería, ser planteado como los encuentros de escaladores que se realizan en Escocia o Argentière la Bessée, donde se comparte la soga y no se otorgan premios subjetivos.
Escribiendo acerca del Piolet d'Or del 2003, el montañista ingles y edi-tor de "Mountain Info" Lindsay Griffin, propuso "celebrar todas las nominaciones como contribuciones equivalentes al progreso del montañismo". Esta, yo creo, es la mejor alternativa. Un festival de la diversidad donde, porque todos jugamos el juego, todos ganamos. Un foro donde escaladores de los cuatro extremos del planeta puedan intercambiar ideas, compartir puntos de vista y experiencias. Hasta entonces, nosotros preferimos no participar en este evento.
Rolando Garibotti"

Los nominados al Piolet d'Or este año:
Además del equipo de Salvaterra, fueron:
Denis Urubko y Seguey Samoilov, por la nueva vía en estilo alpino a la cara SO del Broad Peak (Himalayas).
Steve House y Vince Anderson, por la nueva vía en la pared Rupal del Nanga Parbat, en estilo alpino (Himalayas).
Robert Jasper y Stefan Glowacz por la nueva vía abierta en el Cerro Murallón (Patagonia).
Ueli Steck por las ascensiones en solitario a la norte del Cholatse y la este del Tawoche (Himalayas).
El equipo formado por Patrick Wagnon, Christian Trommsdorf y Yannick Grazianique realizó al travesía de las puntas Central y Este del Chomo Lonzo, en la zona del Makalu (Himalayas).
(Fuente Desnivel)

"Finalmente el Piolet d'Or fue para los escaladores americanos. Muy interesante..." comentó el finalista ruso Denis Urubko. "No me sorprende, y estoy feliz de escalar sólo por deporte" agregó. Los periodistas de medios internacionales de escalada parecieron estar de acuer-do con que la nueva ruta abierta por Urubko y Samoilov en la cara SO del Broad Peak fue al menos tan meritoria como la de House y An-derson en el Nanga.
(Fuente Explorers).