Mayo 2009    

 

LAS DIEZ CUMBRES DE AMÉRICA
“AMERICA TOP TEN”

Por Guillermo Almaraz

En el año 2007 publicamos en la sección Noticias de los números 114 y 116 de “al borde” las listas de quiénes habían coronado las diez cumbres  más altas de América (en ese momento ya había dos confirmados) y quiénes habían alcanzado las diez cumbres más altas de los Andes argentino-chilenos, que en ese momento Eduardo Dángelo acababa de convertirse en el tercero. Con motivo de la difusión del logro de Adrián Sánchez al alcanzar las diez cumbres más altas de América, y sabiendo que se seguirán agregando otros, publicamos este trabajo que recopila y fundamenta pormenorizadamente como están conformadas en la actualidad estas dos listas.

Los Andes ante todo son la cordillera más larga del mundo y se destaca por su altura, ya que posee los picos más altos fuera de Asia. También es una cordillera “joven” para el montañismo, ya que sólo se ha desarrollado en sectores determinados y muy poco en otras áreas. Quizá por este motivo se han mantenido fuera de los habituales “proyectos o programas de ascensos” propuestos habitualmente en otras cordilleras del orbe. En otras latitudes nacieron los 14 ochomiles, las 7 cimas, las 7 paredes, o con más sentido regional los cuatromiles de los Alpes, los tresmiles del Pirineo o los catorcemiles (en pies) de Colorado...
Estas listas surgen en gran medida como consenso de expertos, ya que no existen reglas preestablecidas. Así depende de cada cordillera el desnivel (o re ascenso) entre una cumbre y otra para considerarla independiente de su vecina mayor.
En los Andes puntualmente el primero en sugerir un plan de ascensos integral a las más altas cumbres fue Johan Reinhard, pero chocó contra el muro de una cartografía obsoleta y poco precisa de los países andinos. Pese a esto publicó en 1990 una lista de las que consideraba superiores a 6500, proponiéndola como objetivo.
Recién en 1993 Marcelo Scanu, luego de un trabajo minucioso en conjunto con el IGM argentino, y confiando en la cartografía peruana y boliviana, logró agrupar a los 13 macizos americanos que superan los 6.500 metros, y a partir de allí el andinismo logró tener un programa de alto vuelo para una aventura integral en los altos Andes.
Faltaba aún dilucidar un elemento más: si bien existen 13 macizos, hay 15 cumbres superiores a 6.500 metros, ya que el Huascarán y Tres Cruces poseen dos cumbres con más de 600 metros de re ascenso. Si está estipulado que para el Himalaya el desnivel requerido en 500 metros (el macizo del Gasherbrum es considerado con dos cumbres independientes) parecía que en los Andes considerar una sola cumbre a los mencionados montes era un exceso. Pero como decía antes, el consenso de expertos en esta oportunidad coincidió en que serían 13 seismilquinientos y no 15.

Las 10 más altas de los Andes argentino-chilenos
Con la lista consolidada faltaba que alguien se la propusiera hacer; pero también se le dio forma a otro proyecto: las 10 cumbres más altas de la cordillera argentino-chilena (son las más altas de América sin el Huascarán más el Tupungato), y en la línea de largada se inscribieron muchos, y pero pocos llegaron a la meta.  El primero en lograrlo fue el español radicado en Mendoza Jaime Suárez (entre 1986 y 2001), y luego los argentinos  Darío Bracali (entre 1997 y 2003), Fernando Santamaría (entre 1987 y 2005) y Eduardo Dángelo (entre 1986 y 2006).
En ese marco hubo otros protagonistas con valiosas performances, destacándose el francés Philipe Reuter, que en su proyecto “Ski Top Ten” ascendió y esquió los que él consideró los 10 volcanes más altos del mundo. Este proyecto junto con el Aconcagua y un posterior ascenso al Pissis, lo posicionó con nueve cumbres (le falta el Mercedario). Por otro lado, el alemán Hans Siebenhaar y el norteamericano Johan Reinhard suman 8 cumbres.
En este resumen vale destacar las aperturas de Jaime Suárez en el Bonete, Walter Penck, Tres Cruces e Incahuasi, y el primer ascenso invernal al Incahuasi de Santamaría y Dángelo juntos en 2003.
En 1998 Jaime Suárez también fue el primero en escalar al menos una de las cumbres de las 10 montañas más altas (pero le faltaban las cumbres principales del Pissis, Walter Penck y Tres Cruces, ya que había escalado secundarias en todos ellos).

Las 10 más altas de los Andes
Con el proyecto concretado por Suárez, el próximo paso lógico eran los 13 seismilquinientos, un proyecto similar, aunque en otra escala, que los ochomiles. En este caso el muro infranqueable es el Yerupajá, escalado por última vez en 1987 ya que la deglaciación ha tornado el ascenso en una empresa imposible de realizar. Existe en julio de 2001 un ascenso del ecuatoriano Santiago Quintero hasta un punto de la arista cumbrera luego de una escalada extrema por un nuevo itinerario en la pared oeste, pero a los efectos del presente programa no cuenta ningún ascenso que no culmine en el punto más alto de la montaña. Con el impedimento de tener como proyecto todos los seismilquinientos, surge un plan alternativo con las 10 cumbres más altas de América: “América Top Ten”.


CUMBRE

Altura

Área

País

1º ascenso

1

Aconcagua

6959

Andes C.

Argentina

14-01-1897

2

Ojos del Salado

6893

Atacama

Argentina

26-02-1937

3

Pissis

6795

Atacama

Argentina

07-02-1937

4

Bonete

6759

Atacama

Argentina

15-01-1970

5

Tres Cruces Sur

6749

Atacama

Arg-Chile

26-02-1937

6

Huascarán Sur

6746

C. Blanca

Perú

20-07-1932

7

Llullaillaco

6739

Atacama

Arg-Chile

01-12-1952

8

Mercedario

6705

Andes C.

Argentina

18-01-1934

9

Walter Penck

6658

Atacama

Argentina

14-12-1970

10

Incahuasi

6638

Puna

Arg-Chile

20-12-1913

Lista completa de los 10 macizos, con sus correspondientes alturas y orden brindadas de manera precisa por la tecnología SRTM.

En marzo den 2003 Darío Bracali con la cumbre del Tres Cruces logra ser el primero en escalar las 10 cumbres más altas de los Andes, y como correlato lógico también completa como dijimos antes las 10 más altas de la cordillera argentino-chilena. El proyecto le llevó seis años, habiéndolo iniciado en el Aconcagua. Complementando el proyecto también ascendió las cumbres del Tres Cruces Central (2003) y Huascarán Norte (2004) completando también los 10 picos más altos de América.
El escocés John Biggar con su ascenso del Incahuasi en 2007 también culmina el proyecto que le insumiera desde 1993, destacándose sus ascensos al Pissis (6º ascenso absoluto) y Walter Penck (5º ascenso absoluto). Tanto el británico como Bracali llevaron adelante la mayoría de los ascensos sin el claro objetivo de culminarlo y motivados en gran medida por sus proyectos literarios de las guías de los Andes y de los 6500 respectivamente.
El suizo Michel Siegenthaler llevó adelante entre 2004 y 2005 el proyecto 60 seismiles a los 60 años y dentro de los ascensos afirma haber escalado las 10 más altas de América, iniciando con el Ojos del Salado el 10 de octubre de 2004 (en verdadero primer paso sería el Aconcagua el 6 de enero de 1992, fuera del proyecto) y finalizado en el Huascarán el 4 de junio de 2005. El gran programa de ascensos se basaba en la extraordinaria cantidad de cumbres, y puede ser que hayan existido errores de ubicación de la cumbre principal del Bonete y del Tres Cruces, por lo que hay que considerar provisorio el hecho de que el suizo halla completado el proyecto.
También la mexicana María del Carmen Peña Monroy afirma haber escalado las cumbres principales de las 10 montañas, pero probablemente también haya incurrido en errores al momento de identificar el exacto punto más alto, ya que no existen señales de su paso en el Pissis, Walter Penck y Tres Cruces.
En este febrero de 2009 el argentino Adrián Sánchez luego de ascender la esquiva cumbre del Walter Penck, publicó la noticia de haber culminado el proyecto. Una vez más parece haber existido dudas en establecer el punto más alto de cada macizo, en este caso el Llullaillaco e Incahuasi, y quizás también el Huascarán y Ojos del Salado.
El montañismo actual parece mirar hacia otro lado en cuanto a la colección de cumbres. Es más proclive a rescatar los ascensos novedosos que a la mera suma de cumbres por rutas normales. Quizás este ambicioso proyecto de América Top Ten deba reestructurarse en busca de nuevos horizontes. Los primeros en recorrerlo fueron primeros justamente en eso, e incluso Suárez, Bracali, Santamaría y  Dángelo marcaron hitos con sus rutas nuevas o primeras invernales. Personalmente prefiero la visión que le aportara el germano Alex Von Gotz a las altas cumbres americanas escalando “sólo” cinco, pero eligiendo las menos recorridas y abriendo rutas en el Walter Penck, Bonete y Pissis, y dejando pasar rutas normales ya recorridas innumerables veces.
La “sensación de cumbre”, que muchos escaladores han esbozado, es sin dudas un elemento válido en el ámbito interno del montañista. Que alguien sienta que el punto al que arribó “para él” significa la cumbre, no está en tela de juicio, ya que nuestro deporte es esencialmente una búsqueda de vivencias en un ámbito extremo, pero de ahí a publicar la concreción de un objetivo hay un largo camino. Termino rescatando las palabras de Juanito Oiarzábal al culminar los ochomiles: “El programa consiste en escalar los 14 hasta sus cumbres principales que justamente coinciden con el exacto punto más alto”. El que pretenda que se lo inscriba en la lista de los que lo lograron, deberá aportar la prueba necesaria de haber alcanzado ese exacto punto de manera precisa.

Bibliografía consultada
Almaraz, Guillermo. Nevado Pissis, Capítulo III, los 6500 de los Andes. Editorial Martin, Argentina, 2006
Almaraz, Guillermo. Las Montañas mas altas de América. Memoria 1999-2005 CAB, Bariloche, 2006.
Biggar, John. The Andes, a guide for climbers, 3rd edition, Scotland 2005
Bracali Darío, Andinismo, Manual para ascender las montañas mas altas de América, Ediciones Desnivel, España, 2004.
Bracali Darío, Revista Tiempo de Aventura Nº 86, “10 montañas, 10 historias”, 2006
Neate Jill, Mountaineering in the Andes, páginas 139 a 196.
Reinhard, Johan. Heights of Interest, South American Explorer Nº 26, 1990.
Reuter, Phillipe. Pasión por los Volcanes. Chile, 1992.
Scanu, Marcelo. Las Montañas más altas de América, Anuario CAB 1992.
Revistas Al Borde 114 y 116
Barrabes.com, 60 seismiles a los 60, 2005
Desnivel.com Adrián Sánchez escala las "10 cumbres de América", 2009
Montañismo.org.mx, Las 10 cumbres mas altas de América, 2009
Montañismo.org.mx, Carlos Rangel Plasencia, “la forma de hacerse notar”, 2005
Comunicación personal e intercambio por mail con los señores Jaime Suarez, Fernando Santamaría, Eduardo Dangelo, Hans Siebenhaar, Jhon Biggar, Johan Reinhard y Phillipe Reuter.

Adrián Sánchez informado por nosotros del borrador de este trabajo, nos envió el 18 de abril la siguiente nota:
"El 10 de febrero cuando finalicé las 10 cumbres más altas,  la información que disponía y la de varios medios, confirmaba que era el segundo en realizarlas. Sabemos que en esta actividad no hay obligación de publicar los logros, o que estas publicaciones no llegan a todos lados. Deseo aprovechar esta oportunidad para corregir el error y dar una lista tentativa de quienes terminaron este proyecto.
Maria del Carmen Peña Monroy – México (termino en los 90)

Darío Bracali – Argentina (terminó en 2002)
John Biggar - Escocia (termino en 2003)
Michel Siegenthaler - suizo (desconozco la fecha)
Esta lista seguramente traerá discusiones y hasta puede llegar a aparecer otro montañista omitido. El mundo vertical ya tiene bastantes polémicas y no deseo ser partícipe de ninguna.
Quiero destacar a estos montañistas que por desinformación fueron omitidos luego de mi logro”.