Septiembre 2009    

 

FICHA TÉCNICA OCHOMILES

CHO OYU

Por MARCELO ESPEJO

INTRODUCCIÓN
El Cho Oyu se encuentra ubicado íntegramente en la frontera entre Nepal y Tibet. Sus coordenadas son 28.09417°N y 86.66083°E. Con 8.188 metros de altura es la sexta montaña más alta del mundo. Está ubicado a 20 km. al Oeste del Everest y el Lhotse.
Se supone que su nombre significa “Diosa Turquesa” en tibetano, aunque otros afirman que la traducción correcta es “Dios calvo” en relación a una leyenda tibetana que dice que el “Dios Calvo” le da la espalda a la Diosa Madre Chomolunga (Everest) que rechazó casarse con él.
Se considera que es uno de los ocho miles más sencillos y con uno de los índices de mortandad más bajos. Adicionalmente es muy accesible pudiéndose llegar en vehículo hasta el campamento base y en uno o dos días desde Katmandú. Eso hace que sea una montaña muy visitada y que todas las temporadas haya una gran cantidad de expediciones comerciales que organizan ascensos a la misma.
En los últimos años se ha convertido en un objetivo muy popular en la temporada post monsónica para aquellos que desean hacer un descenso en esquí y snowboard, ya que presenta condiciones muy favorables para esto.

DESCRIPCIÓN TOPOGRÁFICA
El Cho Oyu forma parte del cordón conocido como Khumbu Himal dentro del Himalaya Central.
La montaña cuenta con una cumbre única de 8.188 metros con la característica de estar dentro de un gran plateau de muy poca pendiente. Eso hace que más de una expedición llegue al plateau con visibilidad escasa y afirme haber hecho cumbre, aunque no llegue al punto más alto de la misma. Cuenta con tres grandes aristas, Sudoeste, Noroeste y Noreste; siendo su cara Sudoeste la más impresionante y compleja.
En general las expediciones establecen su campamento base del lado nepales aunque el ascenso sea hecho por Tibet cruzando por un paso al Oeste conocido como Nangpa La y que es una ruta habitual de contrabandistas y gente que escapa desde Tibet hacia Nepal.

HISTORIA
El primer ascenso fue hecho por los austriacos Herbert Tichy, Sepp Jochler y el indio Pasang el 19 de Octubre de 1954. Ingresaron ilegalmente a Tibet a través del paso Nangpa La y ascendieron por la que hoy es considerada la ruta normal, siguiendo la arista NO. Fue el primer ascenso a un ocho mil llevado a cabo por una expedición muy pequeña y sin uso de oxigeno, marcando un nuevo estilo en el Himalaya.
El primer ascenso por el Sureste fue llevado a cabo en 1983 por Messner, Kammerlander y Dacher.
El 13 de Mayo de 1.984 las checas Vera Kormakova y Dina Sterbova consiguen el 1er ascenso femenino por la ruta Normal.
El 12 de Febrero de 1.985 Maciej Berbeka y Maciej Pawlikowski, miembros de una expedición polaco-canadiense liderada por el legendario Andrzej Zawada, consiguieron el primer ascenso invernal repetido tres días más tarde fueron por Zygmunt A. Heinrich y Jerzy Kukuczka. Este ascenso es muy destacable ya que no sólo consiguieron el primer invernal a la montaña, también lo hicieron abriendo una nueva ruta de gran dificultad en la cara Sudeste.
También merece destacarse el ascenso llevado a cabo el 10 de Febrero de 1.993 por la suiza Marianne Chappuisat quien se convirtió en la primera mujer en escalar un 8000 en invierno, formando parte de una expedición andaluza.

RUTAS PRINCIPALES
La ruta normal o Tichy parte del glaciar al pie de la cara NorOeste y es en su mayor parte una pendiente que no supera los 50° de pendiente, mayormente de hielo y nieve; contando con una o dos secciones de relativa complejidad. El tramo más difícil de la ruta es un acantilado de hielo entre los campos I y II.
En cuanto a la cara SurEste existen diferentes rutas, todas ellas con mayor dificultad técnica. La primera ruta fue abierta por una expedición austriaca en 1978, aunque su ascenso es discutido. Posteriormente los polacos abrieron una nueva ruta siguiendo el pilar Sudeste en el primer ascenso invernal. Ambas rutas ascienden por esta cara hasta la arista Noreste. Recientemente Dennis Urubko abrió una nueva ruta directa a la cumbre más a la izquierda de la ruta polaca. Otras alternativas en esta cara son la ruta abierta por Lorethan, Troillet y Kurtyka y una ruta escalada por el japonés Yamanoi. Ambas rutas culminan en la arista SudOeste. En 1996 el esloveno Pavle Kozjek también abrió una ruta en solitario por la misma cara.
La cara Norte cuenta con una ruta abierta por una expedición eslovena en 1988.

PRESENCIA ARGENTINA
La presencia argentina en esta montaña registra bastante actividad, gran parte en forma individual y una única expedición. La expedición marplatense de este año, si hicieran cumbre, sería la primera expedición argentina que como tal logra posarse en la cumbre del Cho Oyu.
El primer ascenso fue también un logro histórico del montañismo argentino, ya que en febrero de 1993 Miguel “Lito” Sánchez consiguió el primer y único ascenso latinoamericano a un ocho mil, formando parte de una expedición andaluza, siguiendo la ruta normal.
En mayo del mismo año Daniel Alessio y Mauricio Fernández también consiguieron ascender por la ruta normal formando parte de una expedición inglesa.
Posteriormente se registran intentos fallidos de Orlando Aedo, Ruth de Aedo y José Vidal Fox en 1994, de Gustavo Lisi en 1995 y Damián Benegas en 1999. También la única expedición argentina a la fecha, conformada fundamentalmente por montañistas del norte de nuestro país. Los integrantes fueron los salteños Mariano Merani, Fernando Martins, Carlos Lewis, Alejandro Giménez Gambetta y Rafael Petersen, los jujeños Julio Altamirano y Néstor Lizardo Franco y el porteño Luis Centeno. El también salteño Rodolfo Ramos Cointte fue el jefe de la expedición. Merani y Altamirano consiguieron llegar al plateau superior (8.100 m) y creyeron haber hecho cumbre dada la escasa visibilidad en ese momento.
Posteriormente se produjo un ascenso exitoso de Darío Bracali en el 2002 también por la ruta normal, otro de Willie Benegas en el post-monzón del 2005 y uno muy particular en el post-monzón del 2006, ya que Octavio Defazio consiguió ascender hasta la cumbre siguiendo la ruta normal y realizar un descenso esquiando. Para esa misma fecha Damián Benegas y Matías Erroz no pudieron completar su intento.
La última referencia es un ascenso conseguido por Máximo Kausch en el post-monzón del 2008.

MARPLATENSES
El lunes 31 de agosto, sobre el cierre de esta edición, partían cuatro montañistas del Club Andino Mar del Plata rumbo al Cho Oyu para intentar el ascenso entre esa fecha y el 6 de octubre.
Ellos son José Luis Alonso (47), Fabián Oscar González (37), Rolando Juan Linzing (42) y Jose Luis Burla (51). La expedición “Mar del Plata al Himalaya” estaba programada originariamente para el 10 de Abril como lo habíamos anunciado oportunamente en “al borde”, pero debido a problemas políticos en China, debió ser pospuesta para la temporada post-monzónica que está por iniciarse. Partirán hacia Katmandú en Nepal, via Madrid, Dorja y Nueva Deli. Permanecerán cuatro días en Katmandú ultimando detalles -entre ellos los permisos de ascenso- para luego dirigirse en vehículos 4x4 a Tingri en China donde estarán un par de días e iniciarán el período de aclimatación, estimando arribar al campamento base del Cho Oyu (5.300m) en un trayecto de tres días.
Realizarán la aclimatación en el base, iniciando paralelamente la instalación de cuerdas fijas entre los distintos campamentos de altura, previendo instalar el último de ellos (el C 3) a una cota de 7.400 m, un punto que estiman muy propicio para el ataque final a la cumbre.
Los detalles de la expedición se podrán seguir por Internet en www.alpinismonline.com/mdp.asp