N°96

   

 
 
 

 

Parques pretende cobrar a escaladores en las
zonas del Fitz Roy, Tronador y Lanín
.
Por Rolo Garibotti.



De Rolo Garibotti. 15/01/05

Gente, para aquellos que no estén al tanto quería hacerles saber de un tema un tanto espinoso que acaba de surgir, que es el cobro por parte de Parques Nacionales para aquellos que quieran realizar ascensiones en la zona del Cerro Fitz Roy, Cerro Tronador y Volcán Lanin. (Ver La nueva reglamentación oficial).
Personalmente veo una infinidad de razones para estar en desacuerdo con esta medida. A continuación enumero algunas de las que se me han ocurrido, y a su vez al pie incluyo un pedido de revisión de la medida que el Guardaparque Adrián Falcone envió al Presidente de Parques, en el cual él enumera otro cierto número de puntos, muchos vistos desde adentro, desde la parte operacional y práctica, que son sumamente interesantes.
Pienso que hay que pedir inmediatamente que se reconsidere esta decisión y que hay que responder de manera enérgica, personalmente cada uno de nosotros, pero también desde el Club Andino y demás clubes del país, desde la F.A.S.A. e instituciones internacionales de montaña.
Me gustaría mucho saber las opiniones y argumentos que ustedes u otra gente puedan tener, tanto en contra como a favor de esta medida para así poder formar una opinión sólida sobre el tema. Lamentablemente esto nos agarra a todos en el medio del vera-no, desperdigados por el país, sea guiando, escalando o viajando, pero me parece de tal importancia que creo que vale la pena dedicarle un poco de tiempo.
Algunos puntos en contra de esta medida:
- Leer la fundamentacion filosófica que escribe Adrián Falcone en su carta (debajo). Este punto suyo me parece uno de los más importantes. Los Parques Nacionales son un espacio de búsqueda, de expansión, un espacio cultural y geográfico indispensable para la salud de cualquier sociedad. En el ambiente social de hoy, donde se ha perdido casi por completo el contacto con la naturaleza, es esencial que el acceso a los Parques sea gratuito, o casi gratuito, para que todos y cada uno de los miembros de la sociedad tenga la posibilidad de disfrutar de los ambientes naturales.
- Este cobro que se pretende hacer no se hace a cambio de servicios, ya que Parques Nacionales no provee servicios especiales para aquellos que realizan este tipo de actividades (andinismo-escalada). En cuanto a los rescates, tanto en el Parque Nacional Los Glaciares como en el Parque Nacional Nahuel Huapi estos son llevados a cabo por grupos voluntarios (Comisión de Auxilio del Club Andino Bariloche y Comisión Auxilio del Club Andino Chaltén) con ayuda de Parques sin duda, pero sin que Parques tenga la ca-pacidad de llevarlos a cabo por cuenta propia por falta de idoneidad en accesos a glaciares, escalada técnica, etc.
- Este intento de cobro es discriminatorio. Se pretende cobrar a los andinistas (escaladores) y no a aquellos que hace trekking (personalmente creo que no hay que cobrarle a ninguno), a pesar de que los andinistas son un grupo más reducido y que de ninguna manera causan mayor daño ecológico, o cuestan más plata a Parques desde el punto de vista de rescates (como lo prueba este úl-timo en Bariloche, los rescates de caminantes inexpertos usualmente cuestan mucho más y requieren muchos más medios que los rescates de escaladores). No queda claro el por qué un grupo de usuarios tiene que pagar y otro no.
- En cuanto al impacto ecológico, tanto en Tronador como en la zona del Cerro Fitz Roy las sendas utilizadas por los escaladores para acceder a morenas, glaciares y montañas son las mismísimas que utilizan cientos de caminantes. Además, las zonas de morenas, glaciares, y montañas que transitan los
andinistas carecen de gran exuberancia biológica (siendo mayormente piedra y hielo), por lo tanto no se puede considerar que el impacto ecológico que causa un andinista es mayor que el de un caminante como para justificar que se cobre estas sumas astronómicas que se proponen. En su cuadro tarifario el mismo Parques parece admitir esto al cobrarle más a los prestadores de servicios de trekking que aquellos que prestan servicios de escalada y/o sobre hielo.
- En Nepal y otros países del arco himalayano se cobra permiso para paliar en parte el impacto ecológico, pero más que nada para paliar los costos asociados con el impacto cultural y socioeconómico que ocasiona este tipo de turismo en las culturas locales. Se cobra tanto por trekking como por ascensiones, sin discriminar. Este problema de impac-to cultural es inexistente en los parques mencionados de la Argentina.
- Son incongruentes los criterios de este cuadro tarifario. Se pretende cobrar $ 600 a cada andinista (escalador) que desee intentar ascender agujas en el Cerro Fitz Roy, ó
$450 a aquellos que asciendan o intenten ascender al Cerro Tronador, pero a su vez se le cobra sólo el monto de $1.500 a los prestadores de servicios de trekking, que pueden llegar a llevar a cientos de personas por los senderos del los mismos Parques Nacionales. Claramente el impacto ecológico no es la razón para esta medida, y vuelvo a recalcar que esto se trata de un claro caso de discriminación hacia un grupo de usuarios.
- En Norteamérica, incluyendo Canadá y Es-tados Unidos el único lugar donde se cobra por ascensiones es en el Cerro McKinley en Alaska (u$s 150) para cubrir gastos de atención médica y rescates que provee el parque nacional. Estos servicios incluyen servicio de rescate profesional y un puesto médico de a-yuda ubicado en un glaciar muy severo a 4.500 metros de altura. En Europa, sabiamente, no se cobra por la ascensión de ningún cerro.

Seguro hay mucho otros puntos más en los cuales hay que hacer hincapié. Me encantaría que me hagan llegar puntos de vista y opiniones. La idea de Adrián de sugerir que Parques forme una comisión para estudiar temas de montaña me parece genial.
Para pedir que se reconsidere esta decisión hay que dirigirse a: Señor Presidente de la Administración de Parques Nacionales, Ing.Agr.Héctor ESPINA. Avda.Santa Fé 690. 1059 Ciudad de Buenos Aires.
Lamentablemente a partir de mañana (16/1) voy a estar fuera de contacto por correo electrónico hasta fin de mes, pero prometo responder apenas pueda.
Saludos
Rolo

De Adrián Falcone

Sr. Intendente:
Me dirijo a Usted a fin de presentar recurso de reconsideración y jerárquico en subsidio a la Resolución N° 297/04, solicitando la eliminación del capítulo IX.

Fundamentación filosófica:
Los parques nacionales de nuestro país tienen como objetivo fundamental ser el am-biente propicio donde el ser humano encuen-tra inspiración, fortalece su espíritu, incorpora un sentido especial de la belleza, comprende los procesos naturales, desarrolla sentimientos de solidaridad y compañerismo, busca respuestas a hechos de la sociedad y de la naturaleza; por solo nombrar algunas de las motivaciones que mueven a quienes vivimos dentro de ellos, o nos acercamos a explorarlos.
La forma de hacerlo es rica en su variedad: caminando, acampando, pescando, navegando, escalando o contemplando simplemente. Cada ser humano hoy, tiene casi ga-rantizado poder hacerlo y poder buscar alguna o todas las razones que he presentado anteriormente. Cada persona hasta hoy, podía elegir su forma de interactuar con la naturaleza y con ello, lograr su búsqueda.
Haber tomado la decisión de cobrar una su-ma de dinero -sea cual fuere- deja explícito una decisión de forzar la filosofía que ya tiene más de un siglo de existencia, iniciando un camino que desmerece el andado y sentando precedentes lamentables al haber tomado sin más, una decisión equivocada.

Fundamentación práctica.
Es equivocada por:
1. Se decidió cobrar las ascensiones a algunas montañas, y esas montañas son algunas de las más emblemáticas de nuestro país: el Fitz Roy, el Tronador y el Lanín.
2. Estas montañas requieren, por respeto a su historia, un tratamiento especial: al menos, el nombramiento de una comisión de gente con historia en la escalada a nivel nacional y mundial, que pueda discutir la trascendencia de tomar la decisión de realizar un acto de estas características.
3. Quien generó la aprobación de la norma que hoy recurro, no consideró determinadas pautas:
a. Aunque haya montañas en el planeta, inclusive en Argentina, que cobran a expediciones, no es posible compararlas con estas, con una diferencia notable en sus accesos y en las posibilidades de tener a los escaladores "cautivos" y poder controlar si realizaron el pago.
b. La estrategia y las técnicas que aplican los escaladores hoy son muy diferentes a las que se aplicaron históricamente: para escalar el Fitz Roy o alguna de las montañas circundantes antes se instalaban en los campamentos base y permanecían en ellos has-ta tener el tiempo apropiado, hoy los escaladores alquilan una casa en El Chaltén, o una habitación en un albergue y salen a la montaña a cualquier hora y directamente se van a escalar, haciendo cumbre y bajando directamente hasta su alojamiento. La sanción de dicho capítulo nos expone como institución y le demuestra a la sociedad, el total desconocimiento de la A.P.N. en relación a la actividad que se realiza, al menos, en la montaña de granito más famosa de Latinoamérica. Con la cantidad de accesos existentes... ¿Cuál es el número de guardaparques que serían necesarios para controlar esto?
c. Hoy día, no logramos hacer llenar los permisos de escalada que proveen de datos de identidad, seguro y médicos...GRATIS ¡Imagínese lo que significaría tratar de co-brar un permiso para escalar!
d. Hay una percepción generalizada que supone a todos los escaladores soportados por firmas de escalada y que ganan fortunas por subir estas montañas. Error. Quienes es-calan aquí, en un 98% son deportistas ilusio-nados con ascender, repitiendo rutas realizadas por precursores de la escalada o moti-vados por realizar variantes o nuevas rutas.
4. La medida es tomada sin haber escuchado a quienes opinamos en el Taller de Monta-ñas, Senderos y Servicios que se realizó en Noviembre 2004, donde enfáticamente se defendió la idea de que no era oportuno cobrar y por las siguientes razones:
a. Las mismas razones expresadas en las fundamentación filosófica.
b. La imposibilidad real de efectivizar el cobro por varias razones: falta de estructura administrativa, múltiples accesos con inexistente capacidad de fiscalizar la efectividad de que el cobro se realice.
c. El alto costo que tendría la institución al sacar una norma sin las garantías de poder hacerlo cumplir efectivamente.
5. Es llamativa la falta de precisiones que tiene el capítulo IX, ante la complejidad de la medida adoptada. Queda agregar que se in-volucra no sólo la institución sino también la comunidad circundante, y el desprestigio en el que se incurre al no poder aplicar una nor-ma efectivamente. En el medio, quedamos el personal de la A.P.N. que cada día trata de estar a la altura de las circunstancias, trabajando por todos los medios en la conservación de los bienes naturales y culturales y la experiencia de los visitantes y pobladores.
Reitero, por las razones expuestas, la anulación del capítulo IX en su totalidad.
Propongo, a los fines de discutir el tema en cuestión, que se convoque a una comisión de personas capacitadas y con autoridad para hablar del tema, para opinar sobre montañas y escaladores.
Atentamente,
Adrián Falcone, guardaparque. Leg.1327

De Oscar Pandolfi

Rolo, yo creo que hay miles de argumentos. Pero el más importante de todos es el que Adrián mismo dice y que todos los que estamos permanentemente en el tema Parques queremos resaltar. Si hacen un Taller, donde se junta lo más representativo de la actividad pública y privada en el Parque, gente que representa todo el arco de intereses y actividades en el Parque, y se nos consulta sobre el tema, y nuestra conclusión y propuesta unanime es QUE NO SE COBRE DERECHOS DE ESCALADA, habla muy mal de Parques que lo intenten cobrar igual.
En cuanto a las argumentaciones, despues de leer lo tuyo y lo de Adrián, me parece que no queda mucho por decir. Uds. resumen y explican de forma clara y concisa la variedad de argumentos que apoyan nuestra postura.
Una sola cosa más que puede servir de antecedente es el ejemplo chileno.
Ellos lo intentaron en Paine y en el curso de 5 años dieron todo marcha atrás por lo ineficaz del intento.
Quedo en contacto para trabajar en este tema.
Oscar.

De Hernán Jofre

Hola Rolo y a todos los que lean este email. Nuestra experiencia en Torres del Paine, fue de una larga conversacion por años para de-mostrar a CONAF (que administra los Parques Nacionales en Chile ), que el cobro de u$s 100 por persona a los escaladores que venían a Paine no era justo ya que CONAF no ofrecía ningún servicio (información, topos, rescate, limpieza de campamentos base, etc.) Finalmente lograron entender nuestros planteosd y desde el 2003 no hay cobro a escaldores que vienen a Paine.
Con respecto a los trekkers, mi opinión que sí se les debe cobrar, como se hace en mu-chos o casi todos los Parques Nacionales del mundo. En Paine se cobra la mitad a los chilenos, lo cual me parece una buena idea.
Opino igual que Rolo, mientras en los Par-ques Nacionales, los resposanbles de administrar los lugares no brindan un servicio a los escaladores, como rescate, info, etc, no es justo cobrarles.
Muchos de estos lugares, Paine-Chaltén, son conocidos en el mundo por los reportajes e historias de escaladores y montañistas, así miles de personas vieron esas fotos, leye-ron las historias y se motivaron en ver desde algún mirador esas montañas y paredes.
Ese marketing tiene un valor que nunca ha sido considerado por los administradores de los Parques Nacionales de nuestros paises, y si cobran menos expediciones vendrán a escalar, y menos reportajes se harán.
El slogan para los escaladores sería: si tengo un accidente y me sacan en helicóptero y con un cuerpo de rescate profesional, bienvenido pagar. Pero si tengo que salir por mis propios medios y me rescatarán mis amigos escaladores, no pagar.
Saludos a todos
Hernán Jofre
Antares Patagonia Adventure
Patagonia-Chile.

Para enviarnos su opinión, escribir a santiagostorni@infovia.com.ar, o enviarla desde aqui.