Rafting
Probablemente se trate de una palabra que muchos de los lectores no saben bien lo que significa, traducida literalmente del inglés quiere decir balseando. Pero, en el sentido náutico del término, consiste en descender ríos, de montaña preferentemente, en balsas neumáticas.
Esta modalidad comenzó en los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial, transformandose luego en una actividad deportiva que capta cada vez más adeptos. Se practica en todo el mundo, especialmente en aquellos países que tienen ríos de montaña de elevada pendiente. En Sudamérica: Argentina, Perú, Chile y más recientemente Ecuador cuentan con muy buenos escenarios para este deporte y nutridos grupos de participantes.
A diferncia del kayak (deporte individual) un grupo de cuatro a ocho personas, según la embarcación, comparten la aventura de las aguas blancas. Como el aprendizaje es relativamente fácil, muchas agencias de turismo de aventura incluyen entre sus propuestas a esta modalidad.
La embarcación es un bote de goma inflable, fácil de guardar y de transportar. Esta construido con materiales sintéticos, muy resistentes a la abrasión; los más comunes son el Hypalon y el Neoprene. La estructura no tiene elementos rígidos -en consecuencia frágiles- como ser pisos de madera, asientos o espejos para motores. Todos lso modelos son de doble proa y, la mayoría de diseño simétrico.
La balsa es impulsada por la corriente del río y dirigida por un balsero mediante dos remos muy largos (oars). En las propuestas comerciales de turismo de aventura, es comun que la enbarcación sea dirigida por todos los tripulantes, cada uno con eun pequeño remo (paddle).

Reglas basicas de seguridad en aguas blancas


ir a DEPORTES NAUTICOS ir a HOME