Los peligros 
que puede sufrir el kayakista

  Por Ernesto Barnetche

Como todos los deportes que se desarrollan en contacto con la naturaleza, también el kayak tiene una serie de riesgos, que si bien en su mayor parte previsibles, pueden resultar fatales. Debemos aclarar que generalmente los accidentes que tienen lugar, se deben de asignar a la desidia del mismo palista, a su escasa información sobre los peligros que se pueden presentar, a una subvaloración de la fuerza del agua y sus efectos, y la supervaloración de sus propias fuerzas y conocimientos. Las situaciones peligrosas no son muy frecuentes, pero un buen kayakista debe saber reconocerlas y evitarlas lo más rápido posible.

La corbata: es cuando el kayak choca transversalmente contrak9.jpg (155582 bytes) un obstáculo en la corriente, y si el palista no es lo suficientemente rápido para evitar el choque y ofrecer la parte panzuda del casco del kayak a la corriente, el agua sube hasta la cubierta y la embarcación, bloqueada en el centro por el obstáculo, se dobla alrededor de este por la fuerza del agua. Si el kayakista no ha salido antes queda atrapado abajo del agua, porque no podrá sacar las piernas del hueco aplastado. La corbata puede ser también doble cuando el kayak queda bloqueado por la proa y la popa, y en este caso para suerte del palista, la embarcación sigue arrastrada por la corriente, generalmente en dos partes. Otros obstáculos que podemos encontrar en el río son, los cables, puentes peatonales, o algún árbol caído. El peligro en estos casos es que el agua fluye por debajo de estos obstáculos pero nosotros no! La única forma de evitarlos es estar atentos y la prevención. Generalmente hay que pasarlos por tierra. El torbellino, con su consiguiente retorno del agua, puede producir una rotación continua y potente del agua con una marcha inversa a la corriente. 
Si este fenómeno es causado por una roca o un obstáculo relativamente pequeño, siempre existirá un punto de fuga donde las aguas reestablecen su curso (generalmente a los lados). En este punto el palista puede evadirse de la trampa a nado o en el bote. Pero con un salto artificial el rulo es continuo donde si después de un salto fallido nos encontramos entre el retorno y la cascada, es imposible salir sin ayuda exterior. A lo mejor se puede salir si logramos salir del kayak , y sumergiéndonos y tratando de pasar por debajo del rulo.


ir a DEPORTES NAUTICOS Volver al HOME